domingo, 26 de noviembre de 2017

Carrera La vuelta del Tajo.

 
 
Hoy ha amanecido un día radiante. Un día soleado. Un día perfecto para darse una vuelta corriendo, andando o en bici por la senda del río Tajo.
 
                                                                                                                       Foto: Aurelio Gómez Castro
 
 Un río al que tengo el placer y la suerte de vivir a escasos 400 metros. El que veo todos los días al salir de mi casa. Por donde suelo entrenar por sus diferentes sendas. Por donde paseo con mis hijos, familiares y amigos.
  Todo es perfecto menos una cosa. Nuestro río se muere. Nuestro río está sucio. Nuestro río se queda sin agua.
  Hoy muchos Toledanos han querido estar presentes en un día en el que queremos decir basta. Basta a los vertidos, basta a los trasvases. Queremos un río limpio y lleno de vida.
  A las 10:30 desde la peraleda, comenzaba una marcha por la senda del tajo. Una marcha donde han asistido unas 2.500 personas. He recorrido con mi hija los mas de seis kilómetros del recorrido de la marcha. Nosotros hemos paseado mucho por la rivera del río, pero hoy era un día para fijarse bien en nuestro río. Hemos visto zonas muy muy sucias, con malos olores donde te dan ganas de ponerte a llorar. No se todavía como se consiente tener un río así. Un río que tendría que estar lleno de vida y cada día que pasa está mas muerto.
  Así, viendo la contaminación flotar, hemos terminado la marcha en el parque de safón. Un parque que hoy estaba a rebosar de gente. Hoy no era día de equipos ni de partidos. Todos estábamos allí por que queremos un río limpio. Un río con caudal. Un río que se merece la ciudad de Toledo a la que bordea.
  Después de la marcha, sobre las 12:30 se daba la salida a la carrera. La vuelta del tajo comenzaba. Mientras, salía desde el barrio del polígono, la carrera de bicis que discurría por la senda del río que une este barrio con Toledo. 
  La carrera en la que también participo, discurre por la carretera del valle. Una carretera que bordea Toledo y sitio de visita de miles de turistas desde donde se puede disfrutar de las preciosas vistas de la ciudad, pero también de nuestro apenado río y de sus casi diarias espumas. Supongo que muchos pensarán como consentimos vivir rodeados de estas aguas. La verdad es que es un desgraciado contraste. La belleza de Toledo junto a la dureza de ver un río así.
 
 
  Dejando el río a mano derecha y después de disfrutar de la postal toledana, cruzamos el puente y cogemos la senda. Senda que discurre a muy pocos metros del río. Vamos a contra corriente, animados por los que están disfrutando de un paseito mañanero por esta zona.
  En el margen derecho divisamos unos escaladores haciendo lo que mas les gusta. Desde ahí arriba seguro que verán lo sucio que va nuestro río. Los admiramos durante unos segundos y continuamos nuestro camino.
 
  Un poco mas adelante nos encontramos a muchos pescadores disfrutando de su deporte favorito. Ellos si que necesitan también un río limpio para hacerlo con garantías.
  Ya en el embarcadero, hay varias familias dándole pan a los patos. Sentados en los escalones disfrutan de un rato junto al río. Estamos casi acostumbrados ya a la suciedad del río, pero si estuviera como tiene que estar, seguramente lo disfrutaríamos muchísimo mas.
 
 
  Al final de la senda hay un merendero ocupado por un grupete de gente que se está tomando unos refrescos. Vistas espectaculares desde esta zona. El puente Alcántara, la Academia de Infantería.... y como no, el río. Va por allí abajo y en esta zona la espuma no deja ver casi el agua. Que increíble sería merendar al lado de un río limpio y lleno de vida.
  Y llegamos a Safón con los brazos en alto. Los brazos en alto en señal de que estamos aquí por nuestro río.
 

 
   Hoy hemos comenzado el camino para, como muy bien dice el lema de la carrera,"" LA VUELTA DEL TAJO"".
  Esperemos que esta jornada deportiva no se tenga que volver a celebrar nunca mas. Y si se celebra que sea para unir a los Toledanos al rededor de un río limpio y sano.
   Capi
 
 

domingo, 22 de octubre de 2017

Maraton de Ciudad real.

  Un maratón marcado en rojo en el calendario. Un maratón de esos que te los tienes que currar.
Hasta allí me desplazo con mi gemelo, Alfonso. Viene un poco falto de kilómetros por varias circunstancias que le han hecho parar, pero que a este maratón no se puede faltar.
  Después de la parada obligada en la venta el Toro y darle a la húmeda con Juan Antonio rematamos el viaje aparcando a escasos 30 metros de la salida. Allí hemos quedado con Dorado con el que no tardamos en encontrarnos.


 
 Recogida de dorsales y de bolsa del corredor. Saludos a muchos amigos y conocidos que hoy tampoco han querido faltar a la cita ya sea del maratón, de la media o del diez mil.

 
En la salida coincidimos con Daniel Carrillo y con David Perez que han venido a hacer su test en su preparación para el maratón de Valencia. Los deseamos mucha suerte y nosotros nos colocamos en la parte media del pelotón.
  Antes de esto nos hemos hecho fotitos con muuuchos colegas que también se han puesto de corto.






 
La salida se da con puntualidad. Vamos en grupito Alfonso, dorado, Rafa San Juan, Jose Vicente y yo. Hoy hay que ir a ritmo tranquilo y así lo vamos haciendo.
  Primeros kilómetros de toma de contacto y de parar a desaguar en los setos colindantes. De momento vamos bastante acompañados ya que estamos las tres distancias juntas. Hay que aprovechar esta situación para charlar y hacer que esta primera vuelta se pase casi sin darnos cuenta.
 
  La verdad es que por las calles de Ciudad real no hay nadie. Está todo vacío. Al pasar por el centro Alfonso grita: "Levantarse yaaaaaaa, que ha salido el sol". A lo que se oye desde una ventana la respuesta: "¡Corre y calla, coño!". Ja ja ja. mejor continuar en silencio que a la próxima bajan.....
  Hay que decir que llevamos en el grupo al mejor recortador de Castellón. Muy bueno de joven pero que ahora de mayor nos demuestra que está en perfectas condiciones para seguir practicándolo, je je je.

 
  Después de pasar por la zona más solitaria del recorrido encaramos la vuelta al estadio. seguimos los cinco juntos aunque Jose Vicente nos dice en varias ocasiones que nos vayamos que el va a aflojar un poco. Le digo que hasta la media vamos juntos y luego ya veremos.
  Así hacemos. Pasamos la media en dos horas. Jose Vicente, después de desearle suerte, se queda a su ritmo. Continuamos el camino el cuarteto restante. Comenzamos la segunda vuelta creo que aumentando un pelín el ritmo lo que hace que Rafa y Dorado se vayan quedando poco a poco atrás aunque nos iríamos juntando en los avituallamientos.

 
  En el km 25, Alfonso para en un avituallamiento y separa unas pocas botellas de la mesa. Saca de su riñonera todo los artilugios para medirse el azúcar y ver como está, bajo el asombro de los voluntarios. Es lo que tiene correr con un diabético, je je je


 
  Todo está perfecto asi que a beber, comer algo de fruta y continuar el camino.
  Ahora si que mi gemelo se viene arriba y poco a poco vamos dejando a nuestros compis atrás. menos mal que va falto de kilómetros si no hoy me hace sufrir, je je je.
  Como en esta vuelta vamos solos y no hay nadie animando pues nos animamos nosotros solos y animamos a los que nos miran de lejos, je je jeç
  Poco a poco se va haciendo el camino y sin darnos cuenta salimos de la zona mas solitaria del recorrido.
 Y a falta de unos 5 kms llegamos al punto donde unas voluntarias tiene un chiringo montado. Nos animan sin parar y nos ofrecen unas migas que llevan preparando toda la mañana. No dudamos en acercarnos y probarlas. Además tiene queso, vino y demás placeres del paladar.




 
   Después de llenar el buche le damos las gracias y comenzamos a dar zancadas para rematar la faena. Un poco mas adelante nos esta esperando Camacho. un amiguete que hoy no está corriendo por estar un poco tocado pero que no ha dudado en acercarse para saludarnos. unas palabritas, una fotito y a continuar. Muchas gracias por venir Camacho.....

 
  Y..... esto ya está rematado. Entramos en la recta de contrameta. El único punto con algo de gente. Nos animan con bastante efusividad y después de girar a derechas, entramos en la pista.
  Tenemos 100 metros de recta para disfrutar del momento. Momento que hemos recorrido juntos en unas pocas ocasiones.
  gracias gemelin por este maratón tan disfrutado. Enhorabuenaaaaaaa
  Y pasamos por meta en 3 horas y 57 minutos.


 
  Otra medallita para el pescuezo.


 
  Decidimos irnos a los fisios a que nos den un masajito y después a cambiarnos. Y... la hidratación que no falte. Mientras esperamos a Dorado tomamos unas cervecitas junto a Alberto (el sombrilla).

 
  Dorado ya ha terminado y después de despedirnos de él nos vamos para Toledo que hoy hay prisa. Luego llamaré a Rafa y a Jose Vicente para ver que tal les ha ido.
  Pues esto ha sido un poco lo acontecido en un maratón que necesita algo mas para salir adelante. Bueno, a ver que pasa el año que viene.
  Hasta la próxima.

   Capi
 

sábado, 21 de octubre de 2017

Nocturna de Toledo.

Simplemente genial, espectacular, emotivo, increíble, indescriptible, emocionante.......
   Gracias a todos por vuestras palabras.
   La nocturna de Toledo.....UNICA.











































































  Gracias por este día.

  Capi