domingo, 5 de octubre de 2014

Maratón de Bruselas.

   Ohhhh, !se acabó lo bueno¡. Pero es que todo llega a su fin y el viaje al maratón de Bruselas ya os lo puedo contar.
   Son las tres de la mañana del Sábado y estamos Susana Pilar y yo esperando al autobús que viene del polígono con parte de la expedición para después de montarnos en él, ir hacia Madrid haciendo una última parada para recoger a otro grupito.
   En total somos 34 los que viajamos a Bruselas. Donde además de visitar la ciudad algunos vamos a correr el maratón, otros la media y otros van a gastar todas sus energías en animarnos.
    A las seis y poco estamos volando hacia Bélgica y dos horas después llegamos a Bruselas donde nos espera un autobús que nos trasladará al hotel. Asignación de habitaciones, posesión de la habitación y derechos a la feria del corredor para recoger el dorsal.


 Vueltecita para ver todo lo que han montado y recogemos los dorsales y camisetas sin ningún incidente.


   Aquí me encuentro a mis compis de los Forofos del Running, Cheve, Elliot, Grillo,Carlos, Nico y Fito (creo que no me he olvidado de ninguno), que también han venido a correr esta maratón y media maratón.
  
   Bueno, pues ya lo tenemos todo recogido y estamos listos para ir a comer y por la tarde ver la ciudad y hacer unas compritas. La verdad es que nos dimos una buena pateada, pero merece la pena. Estamos en la Grand Place y me encuentro con Juanlu, otro Forofo con el que he compartido algunas carreras.


 También ha venido a hacer este maratón. Charlamos un rato muy agradable y ya nos despedimos de él esperando poder verle mañana en la carrera.


   Ya se va haciendo algo tarde y además llevamos todo el día pateando que sumado a que nos hemos levantado a las dos y media pues eso, que el cuerpo dice que necesita descanso así que como al lado del hotel hay una pizzería y decidimos no pensar mucho, fuimos de cabeza a por la pizza.
  Pues con la tontería son casi las once. Nos vamos cada pareja a su habitación. Susana y yo preparamos la ropita para el día siguiente y a eso de las doce nos metemos en el sobre.
  A las siete hemos quedado los del maratón para desayunar y el resto algo después por que la media tiene su salida una hora y media mas tarde que el maratón. Aquí se empiezan a notar los nervios y parece que el desayuno entra con dificultad, creo que debido a intentar que no nos vaya a sentar algo mal.


      Hemos terminado. Subo a la habitación a despedirme de Susana y a desearla suerte en este su primer medio maratón. Se que lo va ha hacer bien y que va a disfrutar muchísimo. Me despido de ella y nos vamos al metro que nos conducirá al arco del triunfo donde está situada la salida.
   Uffff, vaya caretos,creo que el sueño se apodera de nosotros, je je je.
    Bueno pues ya hemos llegado y el tiempo está fresquito aunque amenaza lluvia. Decidimos ir a unos soportales a cambiarnos para dejar las mochilas en el ropero. Nos encontramos con Lucas que ha viajado con nosotros pero está en casa de unos amigos. Ya estamos todos.
     Ahora toca disfrutar del ambiente pre-carrera donde hablamos con otros corredores y nos hacemos alguna que otra fotito más. Poco a poco nos vamos yendo a la zona de salida. poco a poco vemos pasando de un cajón a otro. Poco a poco vamos llendo hacia adelante. Y tanto poco a poco nos encontramos en segunda fila de salida. Justo detrás de los keniatas, ja ja ja. Rafa nos dice que pongamos cara de buenos y hagamos algún estiramiento para que vean los primeros que estamos ahí por algo, je je je.
  La idea de hacer el primer kilómetro con los primeros nos ronda la cabeza. Menuda locura. La verdad es que esto se no va a volver a repetir en la vida. Cinco tíos de la Puerta de Bisagra en primera fila de un maratón internacional.
  Faltan unos minutos y oigo mi nombre. Es Jose Luis, un amigo que desde hace un par de años, por motivos de trabajo,vive en Bruselas. Me acerco a el y le doy la mano entre los agujeros de la valla. me da mucha alegría verle por que llevamos mucho sin vernos. El va a hacer la media, pero me va a esperar en el kilómetro 36 mas o menos que es donde se unen los que hacen media y los que hacen maratón para hacer este último tramo de la carrera acompañandome.
   Me despido de él y vuelvo a mi sitio con los buenos. ji ji ji.
   Vemos que un organizador levanta la mano y comienza la cuenta atrás con los dedos. Le digo a Rafa: " A por el keniata que voy". Y se da la salida del maratón de Bruselas 2014.
   La salida se estrecha así que no puedo ponerme a la altura de los primeros. Salgo a ritmo de record do mundo. El primer kilómetro se hace en bajada. A los 300 metros mas o menos entramos en una calle bastante ancha lo que me permite adelantar a algunos corredores. Paso por el kilómetro 1 y cuento los que llevo delante. Voy el 12. para cagarse. Miro el reloj y me le he cascado en 3´28". Hace un poquito de aire y se me vuela la gorra. Me toca darme la vuelta y recogerla, lo que aprovecha la primera mujer para adelantarme. A lo lejos veo banderas de España y me da subidón.

Vuelvo a adelantar a la primera mujer. Me voy acercando al grupo y veo que se trata de nuestros compis de viaje. Oigo chillar a Susana: ¡Que viene uno de la puerta de Bisagra!, ¡Pero si es Capi!.
   Todos están perplejos. voy el 17 de la general. Me paro a su altura y todos me dicen que siga que voy muy bien. ja ja ja. Alfonso (mi gemelo) lo flipa y Felix me dice que casi cojo a los primeros.
   Necesito un momento de reposo. Doy un besito a Susana y espero a mis compañeros de maratón que no tardarán en llegar. Ya están aquí y después de los saludos continuamos nuestro viaje para conquistar a Filipides.
   Ya estamos todos juntos. Nos ponemos a ritmo de 5 para intentar llevarle hasta el final. Voy un poco acelerado por el esfuerzo (de la tontería que acabo de hacer,je je je.). Poco a poco parece que el cuerpo vuelve a la calma y creo que es a partir del 10 cuando empiezo a encontrarme en condiciones.
   El recorrido es un continuo sube y baja con largas subidas y bajadas. De momento vamos todos juntos. También vamos a la par de Cheve y Elliot con los que charlamos un ratito. Ellos van un poquito mas rápido y no tardan en irse para adelante.

   Rafa, Jose y Jesus se van despegando de nosotros (de Dorado, de Tori y de Mi) mientras Sebas va de alante a atrás haciendo de puente entre los dos grupos.
  Miro el reloj y veo que llevamos una hora y media. Los de la media estarán preparados.

   Me acuerdo de Susana que tiene que estar a puntito de empezar su primer medio maratón. La mando mucha energía desde la distancia  esperando que la salga muy bien y que disfrute al máximo.
   En la acera vemos a nuestros animadores particulares. Los familiares y amigos que se están dejando la voz para animarnos. Alfonso se pone a correr a nuestro lado y nos pregunta que tal. Nos hace compañía durante unos metros y luego tras despedirnos de él seguimos nuestro camino.


   En el kilómetro 21 hacemos una paradita técnica donde Tori y yo soltamos lastre. Es el peor momento del recorrido. Llueve un poco y además hace algo de aire que si lo sumamos a la soledad de la zona por la que nos toca pasar hace que sea un momento crítico.
   Nos ponemos de nuevo a la altura de Dorado y empezamos la captura de nuestros compañeros adelantados.
  
 
  Vamos aumentando un pelín el ritmo. Jose Luis decide seguir a su ritmo y eso hace que nos vayamos Tori y yo en solitario hacia los cuatro de alante.
  Damos una vuelta de unos 5 kilómetros donde nos cruzamos con los que van a empezar a darla. Es una subida bastante pronunciada. Veo a lo lejos a Juanlu y me voy a saludarle. Le choco la mano y le deseo mucha suerte.
   Creo que es en el kilómetro 34 donde por fin cogemos a nuestros compis. Vamos a muy buen ritmo. Uno al lado de otro ocupando casi toda la calle mientras vamos adelantando a corredores. la gente nos anima al vernos a todos juntos.
   Llegamos al 36 donde nos unimos con la media. Una oleada de corredores se nos une por la izquierda. Increíble la gente que hay. Tenemos que bajar el ritmo y comenzar a zigzaguear.
   Veo a Jose Luis que está esperándome para hacer los últimos kilómetros con migo y le vuelvo a saludar. hablamos mientras intentamos tirar para adelante sorteando a muchos corredores. Esto hace que el grupo se me vaya para adelante.
   Adelantamos a Reme que va a terminar la media con una fisura en el dedo del pie. La doy muchos ánimos.
   Jose Luis no deja de animarme y decirme que ya estamos, que ya lo tenemos hecho. Que buena compañía se me ha unido en estos últimos kilómetros. Nos quedan un par de kilómetros que son por dentro de la ciudad. La verdad es que se hacen bastante largos pero hay que rematar la faena.Ya veo el arco de meta.

 
   Hay dos entradas. una para la maratón y otra para la media. Le doy mil gracias a Jose Luis y nos separamos para entrar cada uno por nuestro arco.
   Que bien, que bien. Hemos terminado en 3:29´.
   Paso por el arco con una sonrisa de oreja a oreja. me vuelvo a reencontrar con Jose Luis y le doy un abrazo mientras le felicito y le doy las gracias por tirar de mi estos últimos kilómetros. Ha sido un placer volver a verle y encima hacerlo corriendo, igual que nos conocimos un día en el maratón de Sevilla.
   Vamos pasando para adelante y nos ponen la deseada medalla. Nos vamos reencontrando todos. La mayoría decide irse al hotel para cambiarse. Yo me quedo con Jose Luis para esperar a los demás entre los que se encuentra Susana.
  Veo a Dorado y le felicito por que ha entrado muy poquito después de nosotros. Ahora llega Lucas y de la mano lleva a mi gemelo. Alfonso le ha esperado para entrar con el a meta. Nos encontramos y, como no, las felicitaciones y abrazos.
   Llevo un rato mirando la hora y haciendo cálculos. Susana tiene que estar muy cerquita, si no ha tenido ningún problema. Mientras la esperamos recogemos la bolsa del ropero.
   Bueno, bueno, bueno, hace su aparición la Super Susi. Viene con una sonrisa que no le cabe en la cara y además se la ve muy bien. Besitoooooosssssssss, muchos besitoooossssss. Ja ja ja. Su primera media maratón terminada y con las mejores sensaciones. ¡¡¡FELICIDADES!!!.
   Ha entrado con Felix que la ha acompañado durante once kilómetros haciéndole la carrera mas fácil. Solo tengo palabras de agradecimiento para él y le doy un fuerte abrazo para darle las gracias.
 
    Que grande es mi chica. Estoy más feliz por ella que por mi maratón. Ha estado muy nerviosa mas de una semana pero ha merecido la pena.
       Bueno, pues ya estamos todos con nuestras medallas en el pescuezo. Nos vamos al hotel para cambiarnos y prepararnos para comer. Todavía nos queda un día para disfrutar de Bruselas. El lunes toca visitar Gantes donde nos lo pasamos de lujo. Lastima que a la vuelta Pilar, Susana y yo nos quedamos en el aeropuerto para iniciar el regreso a España. El resto lo hará al día siguiente. Nos despedimos de todos nuestros compañeros de viaje para montar en el avión y llegar a Toledo sobre la una y media de la mañana.
   Esto ha llegado a su fin. nos lo hemos pasado en grande y esperamos que dentro de dos años volvamos a poder organizar el que sería el quinto maratón fuera de España.
  Quería por último mencionar a mi gemelo Alfonso que en esta ocasión no ha podido correr por estar lesionado. Por su apoyo y los ánimos que nos ha dado. Se que le ha costado muchísimo y además la rabia que da no poder correr y más en unas circustancias como estas. Recuperate prontito y bien que todavía tenemos que dar mucha guerra. Y gracias por estar ahí.


     Creo que hoy ha sido una crónica un poco más larga de lo normal pero he recortado todo lo que he podido. ¡menos no puede ser!
   Hasta el domingo que tenemos cita con los bomberos.
  Capi
    
 
 
 
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada