domingo, 16 de noviembre de 2014

Maratón de Valencia.

  Esta maratón ha sido un extra. No estaba en los planes pero no hace más de unas semanas llegó a mis manos un dorsal para el maratón. Al principio no estaba muy convencido pero según iban pasando los días, digo los segundos, me fui animando y viendo la posibilidad de ir.
   Se lo comento a Susana y después de deliberar y ver las posibilidades, pues hoteles ya no había y los que había estaban muy caros, y demás cosas que hay que preparar, vimos la posibilidad de ir a casa de unos primos que además viven a dos minutos andando de la salida del maratón.
   Llamada y tema resuelto. Mis primos encantados con la visita. ahora toca el tema del viaje. En esta ocasión iría a Valencia yo solo así que desplazarme en coche era la última opción. Después de varias posibilidades, unos amigos del Ala 14 de C. Real me llaman y me dicen que tienen un sitio en el autobús asi que otro tema resuelto.
   Bueno pues ya esta todo hilado y controlado. El Sábado por la mañana me desplazo a C. Real para reunirme con mis compañeros de viaje. Después de las presentaciones, pues a la mayoría no los conocía, ponemos rumbo a Valencia. Viaje tranquilo y que pasa muy rápido y a eso del medio día llegamos al hotel donde se alojan ellos.
   Yo estoy a cinco minutos de la ciudad de las ciencias y las artes así que decido ir a por el dorsal lo primero. Una vez allí, recojo el dorsal, la bolsa del corredor y disfruto de la feria del corredor que han montado. Coincido con varios amigos de Toledo que también han venido a correr.
 

 
 Hay muchísima gente. A las dos me voy a la paella Party y a comer en los jardines que hace un día soleado y apetece. aquí me encuentro a Oscar con el que charlo un ratito hasta que se va a recoger el dorsal.


  Es hora de ir a casa de mis primos así que allí me dirijo. Charlar, cenar y acostar, je je je.
  A las 8:15 he quedada con los forofos del Running en el centro comercial de el Saler y allí estoy como un clavo. Saludos y la foto de rigor.
 

   Ahora vamos a dejar la bolsa en el ropero y allí me encuentro con Cheve. Esto es una locura de gente y hemos perdido a todos los demás. Decidimos ir a los cajones de salida y a ver si tenemos suerte y los encontramos.
   No vemos a nadie asique decidimos salir y esperar a ver si durante la prueba los vemos. Estamos mas de 12.000 corredores del maratón y nosotros estamos situados en la mitad hacia delante.
   Esto da comienzo. Nos deseamos suerte y después de tres minutos laaargos pasamos por la alfombra que indica que nuestro maratón acaba de comenzar.
   Los primeros kilómetros van pasando rodeados de cientos de corredores y muchísimos animadores. Ritmito tranquilo para ir calentando y esperar a que la gente se vaya estirando y poder correr algo mas cómodos. Cheve va sobrado y poco a poco se va distanciando de mí. Yo voy a mis 4´50" como siempre que es un ritmo cómodo para mí y terminar con fuerzas y garantías el maratón.
   En el cinco más o menos se me une Fernando. Un chaval de Polán que está en el Bikila run with me. Me dice que si voy a ese ritmo me acompaña hasta el kilómetro 10 así que los dos juntos vamos hasta dicho kilómetro. Lo hacemos algo más rápido de como tenía pensado, y ya en el 10 se despide de mi y sigue su camino para intentar hacer 3:15.
   De nuevo solito sigo avanzando en este doce maratón del año. Sin prisa pero sin pausa. Hidratandome bien por que hace calor y bastante humedad. De momento voy con buenas sensaciones. la gente anima sin parar. Alucinante la de público que hay durante todo el recorrido.
   En el 16 mas o menos, se vuelve a unir Cheve así que ya tengo compañía otra vez. Este va sobrao y va casi bailando al ritmo de la música que sale por sus cascos.
   Pasamos por la media maratón. El calor empieza a apretar bastante. Beber, beber y beber. Me tomo mi primera glucosa aprovechando el avituallamiento del kilómetro 25.
   En este punto Cheve me dice que se para a desaguar. Que tire que luego me coge. Siguen pasando los kilómetros y sigo al ritmo marcado. 4:50´ clavaos. Espero llegar así al 32. Llego al 30 y aprovechando el agua de este punto me tomo mi segunda glucosa.
   Miro el reloj y veo que llevo algo de margen para acabar en mis 3:30´ habituales. Hasta el kilómetro 32 me lo paso haciendo cálculos y dándome ánimos. Voy pasando corredores que van andando, cojeando e incluso bastantes que están vomitando. Creo que el calor y la humedad están haciendo de las suyas.
   Me quedan 10. Y como siempre la misma frase viene a mi cabeza. "Hasta el puente y volver"... son los diez kilómetros que hay desde mi casa hasta un puente y vuelta que hay por donde suelo salir a correr.
   Ahora empieza a soplar un poco de viento que frena bastante pero que también refresca un poco el cuerpo del sol que aprieta cada vez más.
   Avituallamiento del km 35. Cojo una botella de agua, una botella de isotónica y dos plátanos. Que bien me sientan, je je je. Creo que con esto y con la tercera glucosa que me he tomado llegaré en condiciones hasta el final.
   quedan cuatro kilómetros y vamos derechitos hacia la ciudad de las ciencias y las artes. Hay tramos que casi los tenemos que hacer de a uno por la cantidad de gente que está viendo y animando la carrera. Llego al 40 y me tomo mi última glucosa. Esa que me indica que esto está llegando a su fin.
   Ya veo el palau de les arts reina Sofia. Le dejamos a la izquierda y nos metemos hacia el hemisferic. Esto es una pasada. Está abarrotado de gente. El griterío es ensordecedor. Dejo el hemisferic atras para hacer una "chican". Giro a la derecha, giro a la izquierda y encaro la pasarela de meta. La entrada es alucinante. Alfombra azul y como dice el lema, "correr sobre el agua".
   Levanto los brazos y veo que el reloj marca 3:34´. Bien, bien, bien. El doce del año ha caido y ha caido con muy buenas sensaciones llendo a ritmo controlado toda la carrera.


   Llego a la zona donde nos dan de beber. Aquí me cuelgan la medalla que me ha costado 42.195 metros conseguir.
   No veo a nadie conocido y decido irme al ropero para coger mi bolsa y ponerme algo seco. Después me voy a casa de mis primos de nuevo para ducharme y comer algo antes de reunirme con mis compañeros ciudadrealeños y emprender el viaje de regreso.
   Bueno pues como dicen por ahí: "Otra pa la saca".
   Gracias por los ánimos y felicitaciones que habeis mandado por el facebook.
   Hasta la próxima que es justo la mitad.

Capi
 
  
  
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada