domingo, 1 de febrero de 2015

Maratón vias verdes (Arganda).

   Vamos a por el primer maratón del año 2015 y el 15º de mi año maratoniano el cual acaba el 17 de Marzo.
   Antes de nada decir que este es uno de cinco maratones que discurren por las llamadas vías verdes. Estas son antiguos trazados ferroviarios en desuso, acondicionados para la práctica del cicloturismo y senderismo, alejados del tráfico motorizado e ideales para recorrerlos con personas de movilidad reducida como minusválidos, ancianos, bebes, etc.
   Muy, pero que muy tempranito, me levanto para recoger a mi acompañante hoy. Jose Luis está como un clavo en el sitio acordado y los dos partimos hacia Arganda. Tenemos que llegar antes de las 7:30 que es cuando sale el autobús que nos llevará al punto de partida.
   A eso de las 6:45 mas o menos, llegamos al estadio de atletismo donde se están dando los últimos dorsales. Me dirijo a las mesas para pedir un chip por que el mio (propio) se me ha olvidado. Sin ningún problema me asignan otro y después de saludar a Juanlu, CJ, Pedro (Potro para los forofos), francisco Saavedra, Enrique Benito, y otros amigos, nos montamos en el autobús que nos dejará en la salida.
   Al fondo del autobús se va muy agusto así que Potro, C J, Jose Luis y yo hacemos el viaje la mar de cómodos,je je je.
   Llegamos a Carabaña donde está situada la salida, con tiempo suficiente para hacer un pis y acicalarnos (esta palabra le hizo mucha gracia a Potro y le dije que se lo pondría en la crónica, así que......). Pues eso, después de acicalarnos y pensar que ponernos por que hace muchísimo frío, nos bajamos del autobús, que servirá de ropero, y nos hacemos unas fotitos.
   

  200 metros cuesta arriba nos separan de la salida, así que a subir corriendo para calentarnos. Allí ya hay bastantes corredores. Entre ellos está Asterio y después de charlar con él y desearle suerte esperamos impacientes a que se de la salida.

   Hace bastante frío. Saltamos y nos movemos hasta que llega la hora y se da la salida. Comenzamos a correr mas que nada para calentarnos, je je je. Los primeros kilómetros son por el pueblo para enlazar con la via verde por la que transcurrirá toda la prueba.
   En la única zona donde nos cruzamos los corredores (km 1), Potro que va por delante me dice que nos espera. Le respondo que tire él que Jose Luis y yo vamos a ver si bajamos de 3:45´ y vamos a ir, de momento, tranquilos.
  Entramos en la vía verde. Creo que somos algo mas de 120 y ya vamos muy estirados. Pasamos los primeros kilómetros intentando coger algo de temperatura ya que además de hacer frío, hace bastante aire y también es muy frío. ¡¡ Y nosotros en tirantes !!, ja ja ja.
   Pasamos el primer avituallamiento y cogemos una botella de agua para los dos. No tenemos sensación de sed pero le digo a Jose Luis que hay que beber en todos los puestos.
   Vamos pasando los kilómetros, bueno vamos restando kilómetros por que a diferencia de los demás maratones aquí ponen los kilómetros que te faltan para terminar y no los que llevas.
   Dejamos a la derecha el pueblo de Tielmes. Hemos tenido un recorrido casi llano aunque alguna subidita que otra si que había. Llegamos a Perales de Tajuña desde donde han salido los que hacían la distancia de 30 km. Llevamos algo menos de una hora y hemos cogido un buen ritmito. En este punto aviso a mi compi que me tengo que salir del recorrido marcado por que me ha entrado un apretón, je je je. En un par de minutillos tenía terminada la faena. me uno de nuevo a Jose Luis y a seguir caminito hacia Arganda.
   Hasta Morata de Tajuña, pueblo desde donde salían los que hacían 21 km, vamos muy cómodos y hablando de temas varios. Los avituallamientos son una pasada. Conguitos, gominolas, pasas, frutos secos, plátanos y naranjas además del agua y la isotónica. Esto hacía que nos tomáramos nuestro tiempo para coger "un poquito de todo", je je je.

  Bueno, pues pasamos la media en algo menos de 1 hora y 45 minutos. Jose Luis me dice que vamos de lujo. Va emocionado y sin quererlo aumenta el ritmo. Le digo que tranquilo que queda mucho. hay que seguir así y al final si se puede, ya veremos..........
   Voy siempre un pasito por detrás para llevarle a ritmo e ir frenándole. Ya nos pasó en el maratón de Murcia que le dejé llevar a él el ritmo y en el 29 se vino abajo. No quiero que vuelva a suceder.
   Ahora vamos los dos solos. Subiendo y bajando cuestas por la vía verde. No hablamos mucho por que vamos concentrados. son unos kilómetros que hay que pasarlos lo antes posible.
 

  Llegamos al comienzo de una larga cuesta que tiene unos nueve kilómetros, si no recuerdo mal. El aire frío pega de cara. Se hacen bastante largos. Hay que llegar a la cementera que está allí en lo alto y que parece que no llega nunca.
   Aún así alcanzamos a varios corredores y los pasamos. Creo que hemos dosificado bien las fuerzas y no hemos bajado el ritmo ni en esta subida.
   Por fin llegamos a la cementera, Comienza una larga bajada también de varios kilómetros donde mi colega se lanza y los hacemos a 4:20´ mas o menos. Le dejo que tire, pero le aviso que cuando termine la cuesta quedarán seis kilómetros y a esas alturas se pueden hacer un mundo.
  Al llegar al penúltimo avituallamiento me dice que cojamos una botella cada uno, que va un poco justo de energías y que se va a tomar un gel. Me temo lo peor......
   Faltando cuatro kilómetros le digo que con ir casi a seis minutos el kilómetro entramos en 3:30´. No se lo puede creer. Pero le digo que hay que seguir, que hasta que no crucemos la meta esto no ha terminado. He visto muchos corredores perder en los últimos kilómetros lo que habían ganado en todos los anteriores.
   Faltan dos kilómetros y pasamos por el último puesto donde hay agua y decidimos ni parar a beber. Hemos bajado el ritmo bastante así que decido ponerme en cabeza y tirar un poquito. Estamos bordeando el estadio y escuchamos la megafonía. Le voy animando con las típicas frases de estos momentos como: ¡Ya lo tenemos!, ¡Vaya maratón te has cascao!,etc, etc.
   Entramos en el último kilómetro. Le llevo a varios metros detrás de mi y no deja de mirar el reloj. Entramos al estadio y nos queda dar una vuelta a la pista. Ya tenemos la meta muy cercaaaaaa. Recta de meta. El crono marca 3:28´. Así cruzaremos por el arco. Estamos alucinando por el tiempo que hemos hecho. La verdad que no me esperaba hacer ese tiempo por el trazado algo durillo y por el viento que ha soplado durante toda la carrera.
   Jose Luis está emocionado. Le doy un abrazo y le doy la enhorabuena. Mis palabras son claras. Mucha cabeza y saber contenerse. El maratón es muy largo y hay que saber controlar las fuerzas. Hoy se lo ha "currao". Hemos ido a ritmo controlando en todo momento los tiempos para no pasarnos y pagarlo al final.


   Después de recoger la medalla nos encontramos con C J y con Potro. También con Juanlu y Francisco y comentamos un poco como nos ha ido a cada uno y nos felicitamos.
   Después de recoger la bolsa del corredor que contiene una sudadera muy chula, por cierto, recogemos la mochila del ropero y nos vamos a las duchas a ver si conseguimos entrar en calor.
  Ya estamos sequitos y abrigados así que toca degustar la butifarra y el caldo calentito que nos han preparado.
   Bueno, pues es hora de ir recogiendose que queda camino por delante. Solo queda felicitar a la organización y voluntarios por que ha salido un maratón de diez. El año que viene si no pasa nada volveremos seguro.
  Hasta la próxima que será la 16º.......

   Capi 







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada