domingo, 15 de marzo de 2015

Maratón de montaña de Cuenca. (MAMOCU).

   El 18 ya llegó. Esperemos que no pase nada y se pueda cumplir el objetivo. Con un perfil tan duro las caídas, golpes y demás imprevistos están presentes en cada zancada que das.
   Hoy vamos a Cuenca unos cuantos componentes del recién creado club Bikilamanjaro. Javi Garrido y yo (Capi), vamos a la distancia de maratón. Por otro lado Marcos Torres , Rafa Martín, Antonio Lopez , Txule Gomez, Arturo Pozas, Antonio Gamero, Victor Mugica y Andrés del Vas van a la distancia de medio maratón.

 
 
   A la expedición se nos han unido Fortes y Dorado que también van a hacer la media maratón.
   Muy, pero que muy, pero que muy tempranito recojo a Javi y a Fortes y después hay que pasar por Ocaña para recoger a Dorado. El viaje muy tranquilito y sin ningún tipo de problemas salvo un despiste que nos costó 10 km de más, je je je.
   A las 6:45 recogemos dorsales y aquí nos encontramos con varios amigos como con Juanlu y Mapi (su fotógrafa personal).

   Después de saludarnos buscamos un sitio para tomar un café calentito que hace fresco. Casi sin tiempo Javi y yo nos cambiamos mientras por megafonía se escucha: "Corredores a linea de salida, faltan cinco minutos". ¡Vamos Javi que se van sin nosotros!.
   Terminamos de cambiarnos. De momento vamos con camiseta térmica debajo de la camiseta corta y encima el cortavientos. Hace bastante frío. Estamos a -2,5 ºC.
   Terminando de abrocharnos la mochila (la llevamos como preparación para el desafío Lurbel que es dentro de un mes y hay que llevar material obligatorio), se da la salida.


   Comenzamos dando una vuelta al parque del que salimos. Nos animan Fortes y Dorado. También están todos los Bikilamanjaros que ya han llegado (salen una hora más tarde) y nos desean suerte.
   Esto ha comenzado. salimos a cola de grupo lo que hace que tengamos paradas continuas para ir entrando a los caminos y veredas donde solo se puede ir de a uno. Estas paradas unidas a tener que llevar el ritmo de los de alante, hace que en el km 3,5 llevemos 30´de carrera. Je je je, a este ritmo no llegamos.....
   Los siguientes kilómetros son de ir acoplando el equipo, ajustarse bien las zapatillas, hacer los pipis y los popos necesarios. Bueno, en definitiva ir preparándose para lo duro y quitándose los nervios del principio.
   Una subida, de esas que te empiezan a avisar de lo que va a ser esto, hace que al llegar arriba nos paremos para quitarnos el cortavientos. Comenzamos a correr a ritmo suave la bajada que va directa a la orilla del río Jucar. En esta bajada las manos se me quedan congeladas, pero no voy a parar para sacar los guantes. Supongo que en la siguiente subida me volverán a sobrar.

    Comenzamos a subir la cuesta de San Cristóbal. La más dura hasta el momento donde coincidimos con participantes de la media maratón. Al llegar arriba hacemos un descanso para hidratarnos.
    Pasamos por la senda de los Hocinos donde seguimos por el mismo recorrido de los de la media y donde nos cruzamos también a estos que ya están de vuelta. Saludamos a Victor y a Marcos. Van con buena cara. Les va a salir una carrera perfecta. ¡¡ Suerte chicos !!

   Continuamos por la senda y cruzamos el río por el puente rojo de San Pablo. Un puente que da miedo cruzar por la altura que tiene.
   Después de una pequeña subida un cartel nos indica que los del maratón nos vamos a la izda y los de la media hacia la derecha. Volvemos a estar solos así que mirada al frente y para adelante.
   Javi que va poco a poco encontrando sensaciones ya que no ha salido del todo bien, le da una patada a una piedra y cae al suelo con tan mala suerte que esa misma piedra golpea su rodilla. Ufff ¡¡¡que dolor!!!. Estamos en el kilómetro 21.
   Le reincorporo como puedo, ya que no se puede mover mientras otro par de corredores se paran para ayudarnos. Nos ofrecen su ayuda e incluso nos dan varias opciones en el caso que decida no seguir. Javi y yo hablamos durante un rato mientras despedimos a los corredores para que puedan seguir su carrera.
   Poco a poco se reincorpora y comenzamos a andar. Después de una subida llegamos a un avituallamiento donde parece que la rodilla, aunque más despacio de lo normal, nos va a dejar continuar.
   Vamos pasando los kilómetros alternando subidas, bajadas, terreno de piedra, arenoso, de todo un poco. Vamos a buen tran tran aunque vamos con bastante cautela para no tener otro percance.

   Pasamos por el punto más alto de la carrera que está situado a 1246 metros. aquí nos caen copos de nieve que junto a las vistas espectaculares de la zona  hace que despejemos la mente y nos olvidemos por un rato del dolor de piernas que va apareciendo poco a poco.

    Continuamos por el cordal del Socorro. Llegamos al cerro del Socorro que es el kilómetro 33. Paramos en el avituallamiento para llenar botellas de agua y preparar la bajada que nos llevará al barrio de tiradores.
   Pisamos las calles de cuenca desde un rápel por el que tenemos que descender. Primero bajo yo y espero a Javi que haga lo mismo. Cruzamos otra vez por un puente el río Jucar y volvemos de nuevo al barrio del castillo, punto donde hace unas pocas horas nos cruzamos con Marcos y Victor.
   Le canto a Javi unas cancioncitas de la mili para amenizar la "fiesta" mientras seguimos nuestro camino para conseguir nuestro objetivo que no es otro que llegar a meta.
   Por fin, creo que estamos en la última subida. Vamos por una senda donde coincidimos con un grupo de chavales que está rezando ya que toda la subida es un vía crucis. Pasamos por le ermita de San Julian  para enlazar con una vereda donde está situado el kilómetro 40.
   Vamos Javi que llegamos. Dos kilómetros y a meta. Comenzamos la bajada donde comenzó esta aventura, aunque al comienzo esta era de subida, je je je.
   Por fin pisamos asfalto. Esto quiere decir que nos queda poco mas de un kilómetro. Escuchamos la megafonía de fondo mientras cruzamos un largo puente que nos dará paso al parque donde está situada la meta. Vamos corriendo. Rematando la faena. Felicito a Javi por que las ha pasado p........ con la rodilla pero ha tirado para adelante sin pensar en las consecuencias.
   Entramos en el parque y nos anuncian por megafonía. ¡¡¡Lo hemos logrado!!!.
   Pasamos por el arco de meta en 6 horas 41 minutos. Subidónnnnn. Ha sido un maratón bastante duro que nos lo ha puesto difícil pero que le hemos vencido.

   Nos reencontramos con los compis y nos felicitamos mutuamente para acto seguido ir a cambiarnos que hace un frío que pela.

   Mientras nos cambiamos tranquilizamos al resto de Bikilamanjaros por que pasaban las horas y no tenían noticias nuestras.
   Ellos también han realizado una carrera para enmarcar por lo que hay que felicitarles.
   Nosotros ponemos rumbo a Toledo después de despedirnos de los que por allí se quedaban. Un par de horitas de camino nos quedaban todavía.
   Por otro lado, el reto ha terminado. 12 meses  X 18 maratones .  Y lo mejor de todo es que tengo ganas de maaaaaaasssssss. ja ja ja.
   Capi.
  
  


 
  

3 comentarios:

  1. Enhorabuena a todos los BIKILAMANJARO por este día.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena a esos campeones, carrera disfrutona pese a la caída, lo importante siempre es lograrlo.
    Un abrazo y a por un nuevo reto Capi.

    ResponderEliminar