domingo, 10 de mayo de 2015

Monttrail. Media maratón de montaña. Los Yebenes.

    Vamos a por ella. Día que se presenta caluroso pero creo que nos aguantará un poquito pues la salida es a las 9:00 de la mañana. Hasta allí nos desplazamos unos pocos integrantes del Bikilamanjaro. En concreto somos once: Antonio XL, Sergio, Mariano Peñas, Txule, Gregor, Andrés, Arturo, Marcos, Antonio, Carlos y un servidor. Todos vamos a disputar la media ya que también hay una de 14 km y otra de 6km.
    Hoy se nos ha unido Miguel Angel Suarez de equipo Bikila.
    Después de recoger el dorsal en la plaza del pueblo que estaba teñida de camisetas azules recordando a Marta, nos cambiamos y nos volvimos a reagrupar en la zona de salida.
   Ya estamos colocados en línea de salida. El silencio se hace en todo el pueblo. Un minuto de silencio recordando a Marta y después un gran aplauso. Muy emotivo el momento.
   Seguídamente se da el pistoletazo y los de adelante salen como balas. Nosotros de momento vamos a ver que pasa que nos han dicho que hay una cuesta bastante exigente nada más salir del pueblo.
   Tienen toda la razón. comenzamos a subir y esto va pegando a las piernas un aviso casi sin darnos cuenta. Marcos y yo vamos juntos. Hemos pillado un ritmito bueno para encarar la subida. A mitad de la pista nos ponemos a la altura de Carlos que dice que las piernas no le van. Va andando y al llegar a su altura y animarle se pone a correr a nuestro lado pero de nuevo y con rabia dice que no va. Comienza a descolgarse un poco mientras Marcos y Yo continuamos para arriba.

      Llegamos a un cruce donde los de 14 y los de 6 km de desvían a la derecha hacia la subida de los molinos y nosotros continuamos rectos. Miro para atrás y veo que Marcos viene algo retrasado. Supongo que me cogerá ahora en la bajada.

     Vamos por senderos que te dan pie a correr pero que tienen mucha piedra y es fácil torcerse un tobillo. Pasamos por el primer avituallamiento donde me bebo un vaso de isotónico. Llevo un bidón de agua por lo que de momento de eso voy servido.
     Pasamos por debajo de la carretera que va hacia C. real y al comenzar la subida (si no me equivoco sería el km 10 más o menos) oigo a Marcos que me dice :" Vamos Capi, dale duro". Le saludo esperando que me coja en la subida.
    Esta subida pica bastante y el terreno está muy mal así que me pongo a andar un poco. Después de esta cuesta cogemos el camino que hemos traído en los primeros kilómetros. comienzo de nuevo a correr y sin darme cuenta estoy subiendo a los molinos. Llego arriba bastante bien y vuelvo a coger un vaso de isotónico en el avituallamiento que hay ahí colocado.
   Comienzo un terreno por una vereda con continuos sube y baja donde me tengo que parar en un par de ocasiones por no ver las balizas que marcan el recorrido. Voy muy pendiente del suelo que es muy irregular y lleno de piedras e hierba. Localizo el camino bueno sin problemas y continuo con mi marcheta hacia la última de las subidas que nos llevará a las antenas.

   Esta subida la comienzo bastante bien pero el último tramos le hago andando para coger fuerzas. Pasamos pegados a las antenas y a partir de aquí el terreno es favorable. El tramo de bajada por el monte es peligroso ya que te deja correr bastante pero hay que ir con mucha precaución por la situación del terreno y por que en un despiste sales recto en alguna de las curvas que hay en el trazado.

   El reloj se me ha a pagado hace rato asi que voy por sensaciones y según las fuerzas me van dejando. Llego a una senda bastante ancha y casi sin piedras donde me pongo a correr sin conocimiento. Hay una pareja haciendo fotos que dicen que quedan cuatro para meta. No se a lo que voy exactamente pero las piernas hoy me responden bastante bien. Calculo que por debajo de cuatro, seguro.

   En este tramo adelanto, creo que cinco corredores. Por fin piso el asfalto del pueblo y oigo la megafonía de fondo cada vez más cerca. Paso por un par de calles y al girar a la derecha veo una larga bajada que da a la plaza de donde hemos salido.
   La hago a todo lo que doy. Giro a la izquierda y encaro la recta de meta. Oigo mi nombre y giro la cabeza. es Pili, la hija de mi gemelo la que me está animando, (aprovecho para desearle a mi gemelín una pronta recuperación de su operación y esperar que vuelva pronto que me tiene abandonadito, je je).
   Paso por meta y señalo al cielo dedicándole la carrera a Marta. 1:45´es mi marca oficial.     
   Directamente voy a saludar a pili y a su "acompañante" y después de charlar con ellos un rato, me voy a la zona de meta para ver entrar a mis compis.

   Poco a poco nos vamos reuniendo para después ir a cambiarnos.  Ya, bien apañaitos volvemos a la plaza para tomar unas cervecitas y esperar la entrega de trofeos donde Sergio a quedado tercero de la general y segundo de su categoría.

  Gregor también sube al tercer cajón en su categoría así que no ha quedado mal la cosa. Después de tomarnos la penúltima nos volvemos para Toledo.
   Hoy ha sido un buen día para correr a pesar del calorini que nos ha acompañado durante toda la carrera.
   Dentro de una semana nos vemos las caras de nuevo con esta distancia aunque esta vez mas llanita, je je je.

 Capi
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada