domingo, 7 de junio de 2015

Maratón de Laredo.

   Bueno, pues vamos a por un maratón que no tengo en mis vitrinas. Y también a conocer esa parte del país en la que no hemos tenido oportunidad de ir todavía.
   Tres días por Laredo y Santoña dan para mucho. Patear, tapear y algún bañito corto en la playa han sido las tres cosas más relevantes de estos días, además de la super agradable visita de Juanlu y Mapi que se pasaron a tomarse un cafetito con nosotros. Hasta que el Domingo llegó el maratón, claro está.
   Un maratón con un recorrido totalmente plano donde hay que dar cuatro vueltas, yendo paralelos a la playa y pasando por el puerto.

   A las nueve da comienzo la prueba y a las ocho estoy saliendo de los apartamentos donde estamos instalados para dirigirme a la salida. Tengo unos tres kilómetros asi que me lo tomo con tranquilidad y me voy dando un paseo. Temperatura fresca pero muy agradable aunque algo nublado y mucha sensación de humedad.
  A menos veinte más o menos llego a la zona de la salida. Me voy al ropero y después de acicalarme bien, vaselina, agüita, glucosas y alguna cosa más, dejo la bolsa en el ropero. Allí me en encuentro con varios conocidos de otros maratones con los que charlo. También me encuentro con Raul Granjo. Charlamos un poco de lo que tenemos previsto hacer. El quiere intentar bajar de 2:30 y yo quiero terminar....
   Nos colocamos juntos en la salida. Ya estamos todos preparados para que el alcalde de el pistoletazo. le deseo suerte y pasados pocos segundos después, suena el disparo.
   Ale, esto ha comenzado. A correr se ha dicho. Somos unos 800 corredores. Creo que para la maratón estamos unos 250 y el resto van para la media maratón.

   Creo que he salido un poco rápido. Los de la media hacen que sin querer te aceleres. Hoy va a ser el primer maratón que no llevo gps. El que he utilizado hasta hace un mes y durante seis años ha dicho "¡basta!". Hasta que decida cual comprar me tengo que conformar con un cronómetro, lo que me hace tener que hacer cálculos por los puntos kilométricos para saber más o menos a lo que voy.
   Pasados un par de kilómetros me uno a un grupo de maratonianos que dice que va a 4:45´. Me fio de ellos y los acompaño. Voy bastante bien y la primera vuelta la hacemos en grupo.
   me he cruzado con Raul y nos hemos saludado. va en el grupo de cabeza y le he visto muy bien. Tranquilo y con muy buenas sensaciones.
   Comenzamos la segunda vuelta y me da la sensación que han acelerado el ritmo un poco. Comienzo a retrasarme. no quiero ir mas rápido que es muy pronto para quemarse. Este grupo va alejándose poco a poco. yo me pongo a la par de otro grupito donde la va segunda mujer de la general.

  La va tirando un compañero. Después de hablar con ellos y decirles que me sonaban sus caras, me dicen que a ellos les suena la mía. Por fin averiguamos que hemos corrido como mínimo en tres maratones juntos. Me dicen que quieren bajar de 3:20´. Ufff, me parece que yo no estoy para eso, pero bueno si van a ir a ese ritmo iré con ellos hasta que aguante.
   Sorpresaaaaa, veo a Susana y a los peques. Susana animándome a la par que hace fotos y los renacuajos sacando la mano para chocarla. La "jefa" se ha dado cuenta (me tiene cogidos los ritmos y tiempos de paso, je je je) que voy muy bien de tiempo y me anima haciéndomelo saber.

   Después de verlos parece que voy bastante mejor que antes. Es lo que tiene estos subidones que te da el ver a la familia animándote y alegrándose de lo que estas haciendo.
   El trio que hemos formado hace ya unos pocos kilómetros, seguimos a buen paso clavando los kilómetros a 4:45´. Al pasar por el puerto, en el 30 más o menos nos adelanta el que va primero y que al final será el ganador. A partir de aquí me pego a la cinta que separa los dos carriles del maratón por que espero ver a Raul muy pronto. Nos vamos cruzando con los demás atletas. Ahora nos cruzamos con el 2º......, el 3º........, el 4º......
   Pasamos por meta para comenzar la cuarta y última vuelta. Diez kilómetros nos quedan para terminar y seguimos a ritmo de terminar en 3:20´.

    Llevamos 2 horas y 45 minutos y no me he cruzado con Raul. Empiezo a pensar que algo ha pasado o que no le he visto al cruzarme con él (esto no creo que haya sido por que voy super pendiente pero ya lo dudo).
   Vuelvo a saludar a Susana y los niños. Voy demasiado bien para lo que llevamos de carrera. Hace mucho calor y bastante humedad. Bebo en todos los avituallamientos y como naranjas, plátanos y melón a destajo.

   En el 34 más o menos me doy cuenta que hemos bajado el ritmo considerablemente. La chica ha dejado de hablar y pide agua con mucha frecuencia. Su liebre y yo vamos delante para protegerla del viento que lleva bastante tiempo soplando sobre todo por la zona del puerto.
   Voy muy muy muy cómodo. Tengo ganas de soltarlos y tirar para adelante pero me parece feo. Han ido toda la carrera cantándome los tiempos y hemos ido juntos. Creo que de momento me quedaré con ellos.

   Hace rato nos hemos cruzado con la tercera mujer y vemos que la sacamos mas de un kilómetro. Me parece que nuestra compañera ha visto que no hace falta sufrir más para acabar segunda y seguimos bajando el ritmo.
   Comienzo a hacer cálculos y me doy cuenta que si seguimos así acabaremos en 3:28´ más o menos. Aún así continuo con ellos pero seguimos bajando el ritmo haciendo incluso que  miremos para atrás por si nos cogía la tercera mujer.

   Aguanto con ellos hasta el km 40 donde les digo que los voy a dejar solos para que entren los dos a meta. Les doy la enhorabuena y me despido de ellos. Acelero el ritmo considerablemente. No se a lo que voy pero en los dos últimos kilómetros adelanto a unos 15 corredores.
   Paso por el km 42 y veo la recta de meta. Voy super bien, para darme otra vueltecita, je je je. Veo a Susana y los peques que me están animando y paso por meta con un tiempo final de 3:26´.


   La verdad es que estoy de lujo. Saludo a la familia y voy a recoger la bolsa del ropero. después de hidratarnos y comer algo de fruta decidimos ir andandito por la playa a la habitación para recoger las cosas y comenzar el viaje de regreso. Los niños aprovechan para ir bañándose. yo solo puedo meter las piernas, ja ja ja.


   En el móvil tengo mensajes, llamadas y whatsapp mil. Mi gemelo ha estado en contacto con Susana toda la mañana para estar informado al momento. Que tío, nunca falla. Gracias gemelín.
   El viaje le hacemos la verdad que muy tranquilitos. Al llegar a Toledo me entero de lo que le ha pasado a Raul. Una pena, pero estoy seguro que esto le hará más fuerte y el siguiente maratón le saldrá de lujo. Desde aquí te doy mucho ánimo colega. lo llevas en las piernas. Un saludo campeón.
   Bueno amigos, pues otro para la saca como dicen por ahí. Y otro dirigido, protagonizado y ejecutado por Susana. Lo hace todo tan fácil después de organizar el viaje durante semanas y quebrase la cabeza para que todo salga bien. Besitos mi Mon Amurrrrrr.
   Gracias a todos por los ánimos, por estar ahí y por leerme, je je je.
   Hasta el Domingo que viene que se planea duro. El Maratón Alpino Madrileño me espera....

   Capi

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada