domingo, 29 de noviembre de 2015

Maratón de San Sebastián.

   Desde marzo tiene preparado este viaje Susana, que si no recuerdo mal, surgió por la suerte que tuve al tocarme en un sorteo.

   Por fin ha llegado el fin de semana y a la hora de comer estamos aruedizando en San Sebastián. Vamos al hotel, soltamos maletas y como hemos comido algo por el camino y no tenemos hambre nos vamos a la feria del corredor para recoger el dorsal.


   La feria del corredor está situada en el velódromo. me impacta la inclinación que tienen las curvas del circuito. No se como no se caen..... Bueno en el centro del velódromo está todo montado. Bajamos a su interior y mientras los peques juegan en un laberinto montado para ellos, nosotros recogemos el cuadradito de papel donde está puesto el número asignado para correr.




 
 
   Damos una vueltecita por la feria y nos tomamos un caldito y después un café que están sirviendo para su degustación. Después de localizar y "sacar" a los peques del laberinto toca paseíto por la ciudad para degustar sus famoso pinchos y ver un poco la ciudad.


   Paseando nos encontramos a los primeros conocidos. Fátima y Rafa con Jose Vicente y su mujer padres de él. Integrantes del GP PHI Polideportivo. Charlamos un rato. Nos despedimos de ellos y les deseamos suerte a los tres de la familia que va a correr el maratón que son Fátima, Rafa y Jose Vicente.
Bueno, vamos al lío. El día amanece fresco pero despejado. Por la noche he estado hablando con Fernando y he quedado con él en el ropero a la 8:30´. Fernando está en el Bikila Run With Me Iván Galán. Hoy viene a darle caña. Como un clavo estamos los dos en el ropero y después de saludarnos y dejar las mochilas nos dirigimos a la salida para situarnos en los cajones correspondientes.
   Entramos por el cajón de sub 3:15´ y vamos avanzando para colocarnos casi en primera fila de esta cajón. Quedan pocos minutos para el comienzo. Fernando ha preparado este maratón para rebajar su maraca de Valencia del año pasado en el que, por cierto, también coincidí con él. Yo le comento que quiero ver si aguanto con el globo de las 3:15´ hasta el km 30 y luego ver que pasa.
   Se da la salida y le deseo suerte mientras se va alejando. Comienzo a correr algo más rápido de lo habitual y es que los de la media sin quererlo me van llevando hacia adelante.
   Los dos primeros km los hago a 4´30". Un poco rápido para mis costumbres. Hay bastante animación. Vamos por la izquierda del río y en el 2 cruzamos el puente para volver por la derecha. Largas avenidas por las que se puede correr bastante bien aunque el piso esté algo tocado por causa de las obras de la zona.
   En el km 4 pasamos por un túnel de casi medio kilómetro donde mi reloj, y el de todos, pita avisando que se han quedado sin señal. Al salir  del túnel recuperamos satélites y en el paso por el 5 veo que llevo 300 mtros de más según el reloj... Ja ja ja , es lo que tienen los túneles.
   Hacemos una rotonda y volvemos por el otro carril de la carretera donde nos cruzamos los corredores. veo a Fernando que va por delante del globo de las 3 horas. Le saludo y le hago un gesto de ok.


   Al hacer yo la vuelta me doy cuenta que voy muy cerca de él y que él globo de las 3:15´ va por detrás mio. De  momento voy bien aunque voy con dudas. Voy a 4´22" y no se como voy a gestionar esto. Hago el amago de frenar y esperar al globo que viene por detrás pero también pienso que voy muy bien y, ¡que coño!, ¡vamos a ver que pasa!.
   Por el 7 más o menos me adelanta un compi de Toledo. Es del Tole Tole. Me saluda y me dice que quiere ir a hacer 3 horas 5 minutos. Después de charlar un ratitín con él, aumenta el ritmo para ir a por su objetivo.
   Estoy llegando al km 8 que es donde estará Susana con los peques. Paso por el 8 y por el 9 y no los he visto. Paso por el 10 en 44 minutos. Creo que Susana no me esperaba tan pronto. Me tiene cogidos los tiempos de paso. Se los sabe de memoria y hoy estos han cambiado. Esperemos verla más adelante.
  Hasta el 14 vamos por largas avenidas dejando la playa a la derecha. En este punto volvemos de nuevo por nuestros pasos pero por el otro lado de la carretera.  Pues como era de preveer, me vuelvo a cruzar con Fernando. Va de lujo y sigue por delante del de las 3 horas. Nos saludamos de nuevo y cuando hago yo el giro me doy cuenta que no me saca mas de 3 o 4 minutos. No se si preocuparme o esperar a ver que pasa. Decido lo segundo. Ahora mismo voy de lujo. Llevo algo más de una horita y las piernas me funcionan a la perfección. Pues nada, hasta el 18 volvemos por nuestros pasos viéndonos unos a otros. Los que vienen y los que van, je je je.
  Me doy cuenta que me van adelantando demasiados corredores y sin quererlo aumento el ritmo. No es que los quiera coger pero es como si el rebufo me llevara hacia ellos. Tengo que templar por que aunque todavía vaya con muy buenas sensaciones queda mucho y puede pasar casi de todo.
  En el paso por el km 20 hay mucha gente animando. Estamos muy cerca del Estadio de Anoeta y aquí se agolpan los familiares y amigos. Ahora me doy cuenta que esos que me adelantaban y los que lo siguen haciendo son de la media y están gastando sus últimos cartuchos. -¡"Tengo que aprender a mirar los dorsales"!, je je je.
  Al llegar al estadio veo a Carmen Vega y a varios toledanos más animándome. Los saludo y me dispongo a dar la vuelta al estadio para entrar en él y volver a salir. Aquí si que hay gente. Mucha gente....

                                                                                                  Foto de Carmen Vega
   Doy la media vuelta por la pista de atletismo del estadio y me desvío a la derecha para salir de él y comenzar la segunda vuelta. Los que me pasan de la media ya han terminado, ¡Que sueeeeerte!.......
  Salgo del estadio y comienzo la segunda vuelta encontrándome de nuevo a Carmen que esta vez me hace un par de fotos. Me da ánimos y yo la digo que creo que voy muy rápido.... Me despido de ella y vuelvo de nuevo a centrarme en la carrera.
   Paso por la media en 1:34´. Comienza la segunda mitad de la carrera y solo espero que se me de como mínimo como la primera.


   Me quedan 8 kms para el siguiente punto donde he quedado con Susana. Estos kilómetros, hasta el 30, para mí son los que marcan la diferencia. Si los hago bien y con buenas sensaciones, se que los últimos 12 no tendré problemas. Solo puede pasar que baje el ritmo pero pasando del 30 mi cabeza sabe que está casi 100% terminado.
   Los kilómetros van pasando enganchado a un grupete que va mas o menos a mi ritmo aunque van un poco a tirones y en el 26 decido tirar un poco y dejar su compañía. Esto de los tirones no me viene nada bien.....
   De nuevo paso por el túnel y el primero que se pispa es mi reloj. Me dice que tengo perdida de satélites. Bueno pues tendré que correr sin ellos, je je je. En esta segunda vuelta no salimos del túnel si no que al llegar al final giramos en un cono y volvemos sobre nuestros pasos. Cuando salimos otro pitidito me dice que llevo de nuevo a cuestas los dichosos satélites. Miro y veo que ahora me faltan unos 300 metros, je je je. A ver cuando inventan ondas que traspasen el hormigón por que esto es una locura. Juas, juas, juas....
   Dos kilómetros para el treinta y todavía sigo con muy muy muy buenas sensaciones. Todavía en mi interior suena de vez en cuando: "¡Que peo voy a meteeeer!". Pero bueno, como dice mi gemelo en muchas ocasiones, "Si se está bien hay que aprovechar" así que pa lante a ver que es lo que nos depara el futuro.
   Llego al km 30 donde he quedado que estaría Susana. Miro, miro y remiro y no la veo. Voy con casi 20 minutos de adelanto sobre el tiempo de los otros maratones. Se que estará pensando que donde estoyyyyyyy.....
   Como siempre en este punto hago mis cálculos. Con hacer estos doce kilómetros a cinco me vale para bajar de 3:15´. Esto me da alas y en vez de conformarme lo que hago es apretar un poco más. Nunca he estado en este punto con este tiempo. Me voy dando cuenta que puedo hacer muy buena marca si sigo como hasta ahora.
   Voy por el 31,5 y aquí nos cruzamos con los que van por el 39. Esto me va a venir bien para ir distraído buscando a algún conocido y que se me pasen los kilómetros más rápido.
   Pasado el 34 me vuelvo a cruzar con Fernando. Nos saludamos levantando la mano y el purgar hacia arriba. Según mis cálculos me saca unos 2 kilómetros y al poco verifico que sigue por delante del globo de las tres horas. Pedazo de carrera se está marcando..
   En el 35 hago el giro para encarar la vuelta hacia el estadio. Pasado un kilómetro y pico me cruzo con el globo de las 3:15´. Me voy subiendo arriba por momentos. Me quedan unos 5 kms y estoy en condiciones de incluso apretar un poco más pero decido esperar un poco para no liarla a última hora.
  Del puente a casa, ja ja ja , me digo en voz bajita. No me queda naaaa y voy como una moto (Vespino, pero moto al fin y al cabo).. Me acuerdo de Valencia hace quince días cuando le dije a Alfonso: "dos, glucosa y a meta"...
Tengo la última glucosa guardada. Me ha acompañado en la recámara durante 40 kms y es el momento de gastarla. Bebo agua, me tomo la glucosa, un poquito de isotónico y ahora sí, a darlo todo.
   Voy adelantando a algunos corredores. Miro el reloj y veo que voy a 4´el kilómetro. Yujuuuuu, ya veo el estadio. Me queda darle la vuelta por fuera y la última vuelta a la pista. Casi entrando en el estadio vuelvo a ver a Fernando que me anima sin parar. Por fin piso el tartán. Me quedan unos 300 metros. Veo el arco de meta a mi izquierda. Aprieto lo que puedo para comerle los últimos segundos al crono. Recta de meta. El crono marca 3:07´59". Voy a tope por que se que he tardado unos pocos segundos en pasar por la alfombra cuando se dio la salida y eso es lo que llevo de margen.
   Paso por meta levantando los brazos.... No me lo puedo creer. Mi mejor marca pulverizada casi sin querer y después del mes que me he pegado.

   El crono marca 3:08´24" pero al final mi tiempo real es 3:07´57".  Estoy andando sin parar. Cojo la bolsa que me dan con bebida y fruta y voy a la zona de las gradas. Busco a Susana y los peques pero no los encuentro. Decido ir al ropero para cambiarme y llamar por teléfono a Susana para localizarla.
   En la salida está esperándome Fernando con el que me dirijo al velódromo donde esta situado el ropero. Vamos comentando la carrera. Le doy la enhorabuena por que se ha marcado un maratón para enmarcar. Al final terminó en 2:58´. ¡¡Espectacular!!.

 
  Bueno pues después de contarnos como nos ha ido a cada uno recogemos la bolsa y mientras estiramos un poco encima de la moqueta hablo con Susana para decirle donde estoy y que he terminado bien.
   Por fin nos reencontramos y nos contamos un poco lo que ha pasado y por que no nos hemos visto (entre otras cosas por que he pasado por los puntos acordados con bastante antelación). Bueno, se alegra mogollón por el tiempo realizado y por que me ve en perfectas condiciones.


   Después de unas fotitos y los últimos comentarios nos despedimos de Fernando para ir al hotel a ducharme y después a comer algo.
Varias llamadas y mensajes recibo durante el camino. Todas son de "congratulesion". Muchas gracias a vosotros por estar ahí y darme primero ánimos y después felicitaciones.
  Bueno pues este ha sido un maratón de ensueño. Haciendo la segunda media mas rápido que la primera y terminando con la sensación de haber podido meter una marcha más.
  De nuevo y una vez más agradecer a Susana el pedazo de viaje que se ha marcado. Ha salido todo a pedir de boca. !!!!TQTAMGM, Mon amurrrrrr¡¡¡¡¡
   Pues esto ha sido casi todo lo sucedido. Me gustaría contaros mas cositas pero es que no quiero que se haga muy larga y pesada la crónica.
   Hasta la próxima. muchas gracias por estar ahí.


  Capi
  

  

domingo, 22 de noviembre de 2015

Media maratón de Miguelturra.

   Después del carrerón del Maratón de Valencia, nos toca relajar piernas en esta media que discurre en su mayoría por caminos.
   Hoy nos vamos a juntar Pedro, Alfonso, Fortes y un servidor. Después de tomar café, contarnos algunas cosillas y saludarnos efusivamente nos dirigimos a Miguelturra. Gracias al conocimiento de la zona por parte de Pedro conseguimos aparcar casi dentro del estadio, je je je.

   Vemos el ambiente, saludamos a los amigos y compis y derechitos a cambiarnos. Hoy hace bastante frío, pero a medida que pasa el tiempo mejora muchísimo. Ha salido el sol y decidimos salir como siempre en tirantes. Bueno, Fortes decide ponerse manga larga.
   Hoy no encontramos al fotógrafo por que llegamos algo justitos a la salida y hay mucha gente. Bueno le veremos durante el recorrido, seguro.
   Nos colocamos a final de la masa. Hoy en principio decidimos que vamos a hacer la carrera tranquilitos para relajar piernas después del maratón. Por megafonía dicen que queda un minuto. Está todo el mundo preparado cuando de nuevo por los altavoces nos dicen que estamos colocados en dirección contraria. Tenemos que pasar al otro lado del arco por que salimos al revés.
   Esto va a ser difícil. Los primeros no se mueven y los demás vamos pasando como podemos entre ellos. Cuando llegamos nosotros a la zona de salida e intentamos irnos para el final, se nos hace imposible avanzar más. La salida está apunto de darse así que no nos queda otra que quedarnos en segunda fila.
   Aquí le digo a Alfonso que ya puede correr que si no los de atrás nos van a tirar..... Creo que se lo tomó al pie de la letra por que nada más darse el pistoletazo de salida sale como un cohete.. Yo decido salirme hacia la izquierda y dejar que me adelante todo el mundo.
   Se da una vuelta a la pista. Miro a lo lejos y veo que Alfonso va persiguiendo a los primeros. Me saca en 400 metros que llevamos 300 metros. ¡Como va el bicho!.

  

   Salimos del estadio para hacer unos dos kilómetros por las cales del pueblo y adentrarnos en los caminos de las afueras de Miguelturra.
 
 
    Pisamos la tierra marrón y no tengo ni idea de donde va mi gemelo. Yo he hecho estos kilómetros a 4:35´más o menos así que no quiero ni saber a cuanto ha ido Alfonso.
 

      Pasados estos inicios de carrera decido ir en su busca, ¡Si es que puedo, claro!. Me pongo a 4:20´y a correr. Ahora empiezo a adelantar a muchos corredores que me habían pasado anteriormente. Voy picando los kilómetros a ritmo constante. En el km 6 me parece verle a lo lejos entre otros corredores. Aprieto un poco más y en el 7 le tengo a unos 50 mtrs.
   Al paso por este punto le oigo decir a grito pelao: "¡Ya llevamos un tercioooooo!". Je je je , está claro que si que es él.....
   Por fin en el siete y medio me pongo a su altura. Le digo que a donde vaaaaaa. Me ha costado un mundo y muchos kilómetros darle caza. Me dice que ha salido a menos de cuatro para que no le tiraran en la salida y que ya ha seguido para adelante y va a 4:30´.
   Bueno pues parece que yo con el ritmo que traía iba bastante bien y cómodo. Le digo a Alfonso que voy a darle un poco a ver que tal. Me despido de él y continuo a mi ritmo.
   Van pasando los kilómetros y continuo con la marcheta. En el 10 me tomo una glucosa y bebo un poquito de agua. Hay que aguantar así hasta el siguiente puesto que está en el quince.
   La verdad es que voy muy agusto a este ritmo y me dan ganas de aumentarle un poco pero tampoco quiero pagarlo en los últimos kilómetros. En la cabeza también llevo presente que en el 16 hay una subida a la ermita de San Isidro que no tiene mucho desnivel al principio pero que al final se pone muy cuesta arriba y además tiene algo más de un kilómetro. Así que decido seguir así y ver que pasa después de la subida a San Isidro.
   Llego al 15 y me tomo otra glucosa. Cojo agua y le doy varios sorbos. No quiero beber demasiado que si no en la subida lo voy a notar.
   Miro a la derecha y veo la hilera de corredores doblados subiendo las primeras rampas. Por fin llego al comienzo de la cuesta. Miro hacia arriba y a subir con tiento. En este tramo cojo a bastantes corredores que creo que se han pasado de ritmo y ahora están sufriendo bastante.
   Sigo subiendo bastante bien. Después de un descansito viene la última rampa. Aquí subo como un tiro. Cojo un vaso de agua que nos han puesto gente del pueblo que ha ido a vernos y enlazo con la bajada.
   Me quedan 4 kms. La bajada aunque voy "rápido" la hago recuperando un poco. Llego al km 18 y veo que puedo darle un poco más. Me viene a la mente el final de Valencia. ¡Vaya últimos kilómetros nos cascamos los gemelos!.
   El km 19 le hago a 4:10´. El 20 a 4:05´ y en él último voy muy fuerte terminándole en 3:52´.

   Los últimos metros que son el la recta de la pista de atletismo los hago a tope fijándome que el crono marca 1:30´. Al final el tiempo es de 1:31´. Buafff, estoy super satisfecho de la carrera. El tiempo me da igual, lo que veo es que estoy muy bien yendo de menos a más y creo que para el maratón de San Sebastián del domingo que viene voy en perfectas condiciones.

  Recojo la bolsa del corredor y espero que lleguen mis compis mientras charlo con otros colegas. Alfonso está llegando ya. Entra con otro corredor con el que ha ido los últimos kilómetros. También ha hecho una excelente carrera.


    Los gemelos ya están juntos. Solo quedan por entrar Pedro y Fortes. Mientras esperamos tomamos unas rosquillas, pan con aceite y una cervecita con limón.
    Sin darnos cuenta ya ha entrado la pareja y rápidamente nos vamos al coche a cambiar que está empeorando el tiempo por momentos.
  Hoy es un poquillo más tarde de lo habitual así que nos tomamos la última en la venta El Toro y para casita que va haciendo hambre, je je je.
   Pues esto es todo. Mejor dicho, casi todo...... El Domingo mas (justo el doble) y mejor... Hasta entonces...

   Capi

domingo, 15 de noviembre de 2015

Maraton de Valencia.



   Me ha durado poco el 50º....., tan solo veinte días. El domingo 15 de Noviembre tenemos el maratón de Valencia así que el Viernes 13 estamos de viaje para la ciudad. Alfonso y Dorado junto a Teo la mujer de Alfonso que es mi gemelo y por tanto Teo es mi cuñada, je je je, junto con Susana, que en esta ocasión va a participar en el 10k, y los peques partimos en dos coches.
   La intención es recoger los dorsales por la tarde para tener el sábado libre. Con algún que otro apuro y alguna negativa de personal de seguridad para dejarnos pasar e incluso a salir, recogemos los dorsales y bolsas del corredor.


   Nos despedimos hasta mañana y cada uno a su alojamiento. Mañana ya vendremos a disfrutar de la feria del corredor.


   Poco a poco van llegando todos los integrantes de la Asociación Puerta de Bisagra que forman esta expedición. El sábado por la mañana nos encontramos un grupete en la feria del corredor. Después nos vamos a una terracita donde hemos quedado con casi la totalidad de los integrantes.


  Tomamos algo y nos separamos para comer. Cada cual ha elegido un cosa. Por la tarde vamos a un parque a que los niños corran, salten y se cansen para poder dormir bien esta noche.
  Bueno pues es tarde y mañana además de amanecer temprano tenemos tarea, je je je, así que a la piltra a descansar.
  Sábado. 7:00 Am. Suena el despertador. Susana y yo nos vestimos con mucho sigilo y nos vamos al sitio acordado donde hemos quedado con Dorado, Alfonso y Teo, Jose Vega y familia y Aurelio que hoy viene a hacer el 10k. Cafetito y tostadas que no falten.


  Nos dirigimos a la entrada de los juzgados donde hemos quedado con el resto de los verdes. poco a poco nos vamos reagrupando. Ya hay muuucha gente. Esto empieza a ponerse interesante. Se acerca la hora asi que nos hacemos la foto de grupo y nos vamos al cajón asignado. Casi todos estamos en el azul que corresponde al de las 3 horas 30 minutos.
  Me despido de Susana y los demás integrantes de la Asociación que van a correr el diez mil. Susana, Reme, el que va con reme (Rafa), Jose Vega y su hijo, Aurelio,  Elena, Ana Belén, Inés, Natalia, El presi (Casado) y su mujer se despiden de nosotros y nosotros de ellos.

                                                                                                                                Composición de Cruz LN

  Mientras David se va flechao a su cajón para intentar las 3 horas. Miguel Angel se va al suyo con la intención de bajar de las 3:15´.Juanqui, sierra, Ramon, Dorado, Alfonso y yo nos colocamos cómodamente en mitad de la marabunta, je je je.
 Javi "espadas" también se coloca en su cajón. Javi Meca en el suyo y Tori con Enrique a por el sub 3:15´. También se coloca en posiciones mas adelantadas Carlos.  Mucha suerte a todos. Esperemos que todo vaya bien y podamos celebrarlo en el viaje de vuelta.

                                                                                                                               Composición de Cruz LN

   En un momento se hace un silencio que te pone la carne de gallina. Se está guardando un minuto de silencio por el atentado en Francia. Cuando termina un fuerte aplauso retumba en Valencia. ¡¡Va por vosotros!!.
   Ya se ha dado el pistoletazo de salida pero seguimos parados. Mientras nos vamos deseando suerte unos a otros. Comenzamos a dar nuestros primeros pasos en este maratón. El ambiente es espectacular y solo son las nueve de la mañana. Nos vamos acercando al arco de salida y esto sigue muy parado. Ponemos nuestro cronómetro en marcha por que ya estamos pasando por el arco aunque sigamos unos pocos metros más andando. Hemos tardado algo mas de 6 minutos en pasar por la casilla de salida.
   Comenzamos a correr. Poquito a poco y casi sin movernos de la fila. Impresionante. Las calles abarrotadas. El asfalto lleno de corredores. Poquito a poco vamos aumentando el ritmo aunque muy a duras penas.
   El primer kilómetro le hacemos juntos Dorado, Alfonso y yo. Juanqui, Sierra y Ramón van cogiendo sus posiciones y ritmos. Cerca de 6 minutos en este mil. Bueno, intentaremos recuperarlo más adelante.
   Alfonso me comenta que los dos años que ha corrido anteriormente en Valencia, en uno a hecho 3:28´ y en otro 3:27´. Que intentemos hacer 3:26´ para bajar la marca. Pufff, me lo pone difícil, pero por intentarlo que no sea.
   De momento el objetivo es mantener un ritmo constante de 4´50" mas o menos. Los primeros kilómetros son una locura y son muy difícil de controlar. Mucha gente, los adelantamientos, los grupitos que se han formado, hacen muy difícil correr a ritmo.

   Pasamos por el km 5. Hay que hidratarse desde el principio muy bien por que la humedad nos la puede jugar. Tenemos claro que hay que parar y beber en todos los puntos. Hoy va a hacer mucho calor y no estamos como para saltarnos un avituallamiento y hacer 10 kms sin beber el líquido elemento.
   Nos ponemos a la altura de Javi "Meca". Que tío más duro. A su ritmo seguro que consigue terminar el maratón en el tiempo deseado. Nos deseamos suerte y continuamos para adelante.
   Parece que vamos cogiendo un poco el ritmo de carrera. Casi siempre vamos por los laterales donde creemos que es donde menos gente va y por donde se puede adelantar algo mejor.
   Pasamos por los 10 kms en 47 minutos. De momento vamos muy cómodos y hemos conseguido coger el ritmo estipulado desde el principio. Por la otra avenida nos cruzamos con los primeros. ¡¡Madre mía como van!!.
   En nuestro camino hacia la media maratón vamos adelantando a algún que otro conocido como Angel Luis que va con un colega y con los que nos paramos unos segundos para charlar un rato.
   También nos encontramos con algún compañero de zancadas de los Forofos del Runing.
   Km 15. Beber agua, isotónico y tomarnos una glucosa para ir reponiendo azucares y sales. Vamos de lujo. Dorado lleva buena cara. Alfonso va despendolao y tenemos que frenarle en alguna ocasión que otra. Por mi parte parece que las piernas se van entonando. He salido un poco agarrotado. No se si es por haber estado ayer todo el día de pie y andando o por los 73 kms de hace una semana, je je je.
   Vamos camino de la media maratón. La intención es pasarla en una hora y cuarenta y poco. Cuando llegamos por este punto miro el reloj. Pasamos la media en 1:42´. Perfecto.

    Ahora hay que aguantar estos diez kilómetros sin bajar el ritmo para que no se nos vaya el objetivo. Pasamos por el 25 donde nos volvemos a tomar otra glucosa y a beber. Nos vamos pasando una botella de isotónico que me han dado y la vamos alternando con agua.
  - ¿Dorado, que tal?. Bien, bien.
  - ¿Gemelo, como vas?. Vamos, vamos.
  - ¡Pues seguimos para adelante chicos!. A mi las piernas cada vez me dejan correr con mas soltura. Con el paso de los kilómetros van cada vez mejor.

   Llegamos a un punto de inflexión en el maratón. Una larga subida, no mu pronunciada pero subida en todo caso,  hace que Dorado se vaya quedando atrás. Le vamos vigilando muy de cerca sabiendo que las subiditas no le van mucho y esperando que se vuelva a unir al grupo lo antes posible.
   Vuelvo a mirar para atrás. Alfonso me dice que si le veo y le respondo que ya viene muy lejos. O bajamos el ritmo y le esperamos o no va a ser capaz de enlazar con nosotros.
  Hacemos un par de kilómetros por encima de 5´y vemos que ya no va tan bien como al principio así que decido parame casi en seco para esperarle y hablar con él mientras Alfonso sigue a ritmo.
   Ya he enlazado con él y le pregunto que como va. Me dice que va bien pero que ese ritmo no le va a poder seguir. Me despido de él y aumento la zancada para dar caza a mi gemelo. Una vez a su lado hablo con él sobre lo que hacer.
   Estamos en el km 31. Si le esperamos y nos vamos con él, lo mas probable es que vayamos tirando sin darnos cuenta y sea peor para él. Además nosotros tampoco vamos a ir cómodos así que decidimos desde la lejanía despedirnos de él e intentar irnos a por ese 3:26´.

  El reloj me pita y me avisa que vamos por el km 32. Nos quedan 10 y mi cabecita comienza a hacer cálculos. Nos quedan diez, si vamos a tonto hacemos tanto. Tenemos que ir a esto para conseguir lo otro. Con los cálculos hechos miro a Alfonso y le digo: -"Macho, si quieres que hagamos la marca tenemos que correr".
  Me mira y me dice: -"Pues a correr".  En ese momento hablamos de como vamos y parece que los dos vamos con muy buenas piernas. El ritmo cómodo de antes creemos que nos va a venir bien para terminar fuertes.
   Nos ponemos a 4´40" mas o menos el kilómetro. Ahora vamos adelantando muchísima gente. Unos van andando, otros van aguantando como pueden y muchos vamos a buen ritmito hacia la meta.
   Adelantamos a algunos conocidos a los que damos ánimos mientras continuamos devorando kilómetros. Pasamos por el 35 y nos tomamos otra glucosa. Cogemos agua e isotónico y para dentro. Hace bastante calor pero hemos ido bebiendo lo suficiente para estar hidratados.

   Vemos a parte de la expedición de la asociación que nos están animando y eso nos da alas. En el 38 le digo a Alfonso: "dos kilómetros, glucosa y a meta". Que facilito suena eso, je je je.
   Vamos por una zona muy estrecha. la multitud se agolpa en los laterales y queda poco espacio para correr. Muchos ya van andando y eso dificulta correr con fluidez. Vemos a Rafa que después de correr su diez mil ha entrado en el veintitantos para acompañar a Enrique. Les adelantamos y vemos que Enrique va bastante mal. Le damos ánimos para rematar la faena y continuamos hacia adelante. De pronto noto que me tocan el culito y descubro que es rafa que se está despidiendo de nosotros, je je je.
   Pasamos por el 40 y cojo un plátano y una botella de agua. "Alfonso, dos y meta". Voy marcando el ritmo sin perderle de vista. Le aumento paulatinamente hasta ponernos a 4.16´. Vamos como motos. Entramos en el último kilómetro que está vallado. Me giro y le choco la mano diciéndole:- ¡¡¡ Lo tenemos Gemeloooooo!!!!.
   Esto está abarrotado. Es increíble el ruido y los gritos que hay en esta zona. Vamos encendidos. Tenemos que terminar esto consiguiendo nuestro objetivo.

 
 
 
 
















  Vemos a nuestros acompañantes gritando y casi saltándose a la calle para darnos fuerzas. Un poco más adelante está Susana con los peques.
  Giramos a la derecha y adelantamos al práctico de 3:30´. Encaramos la recta de meta. El crono marca 3:29´ y en mi reloj pone 3:25´. Si, si y si. Lo hemos conseguido Alfonso....
   Pasamos por debajo del arco de meta en un tiempo neto de 3:25´46"...... Yujuuuuuuuuuuuuuu







 
 Que pedazo de final nos hemos marcado. Estamos supermegahipercontentos. Nos vamos hacia la zona donde nos dan la medalla guardada en una bolsita. Yo le digo a la voluntaria que a mi me la tiene que poner en el pescuezo que me la he ganado. Muy simpática la abre y me la cuelga dándome la enhorabuena. Alfonso hace lo mismo y así entramos en la zona de "descanso".
   Nos encontramos con Santi y con Tito que han hecho un tiempazo bajando de las tres horas. van acompañados por Miguel Angel con el que también conversamos.
   Después de coger un par de cervezas nos dirigimos a la salida para reencontrarnos con las familias y demás compañeros. Hay muchísima gente y tardamos más de la cuenta, por un par de fallos técnicos, en estar todos juntos.

   Susana me dice que está muy contenta con su carrera y que ha ido de menos a más y bastante cómoda. Han ido juntas ella y Elena y se lo han pasado genial. Enhorabuena.
   Después de charlar largo y tendido nos vamos a comer y allí comentamos la jugada. Nos enteramos que Tori ha sido atendido por la Cruz Roja. Parece que se ha deshidratado y que se ha quedado solo en un susto.
  También felicitamos a Reme que ha quedado segunda de su categoría en el 10 k aunque se ha enterado en la cómida y no ha podido subir a pódium.
   Lo bueno es que hemos terminado todos y salvo el percance de Tori no hay que comentar ninguna otra incidencia.
Ha terminado un fin de semana inolvidable que esperemos se vuelva a repetir en otras ocasiones. ¡Ah!, perdón, no ha terminado todavía el fin de semana, queda todavía la vuelta a casa que se desarrolla con toda normalidad. Además paramos en una vía de servicio y coincidimos con Carolina y Oscar a los que agradecemos los ánimos que nos han dado durante toda la carrera.
   Enhorabuena a todos los que participasteis y muchas gracias a los que nos acompañasteis.
   Hasta la próxima que si no recuerdo mal es la mitad que hoy, je je je.

   Capi

 
  

sábado, 7 de noviembre de 2015

Doñana trail marathon. 73 kms.

   Mas de una semana lleva Susana planificando este viaje. Más que el viaje la carrera. 73 km con salida en Sevilla y llegada al Rocío necesita una muy buena planificación para intentar verme en varios puntos intentando saber un poco los tiempos de paso y sobre todo tener que desplazarse con el coche a estos puntos con los cortes de trafico y algún que otro contratiempo más.
   El viernes por la tarde recogemos el dorsal. Algo de cenar y a la cama que es algo tarde.
   El sábado pos la mañana muy tempranito me dirijo hacia la salida situada en la puerta de jerez (Sevilla). Allí me preparo con todo lo necesario para afrontar la prueba.

  La salida es a las 8:00. A menos cuarto me encuentro con Carlos con el que últimamente coincido mucho. Dejamos la bolsa en el ropero y nos vamos situando en la zona de salida. Somos unos 500 corredores. Hay bastante animación. Después de unas palabras del spiker da comienzo la prueba.

  El comienzo de la carrera es neutralizado. Unos 6 km que en teoría tenemos que ir detrás de un coche a un ritmo de 7 km/h. Salimos tranquilitos pero poco a poco nos damos cuenta que lo de 7 km/h era sobre el papel. Vamos a mitad del grupo que cada vez se estira más y más. llevamos un ritmo de 5´20" más o menos y por que no vamos detrás del coche si no........
   Lo que tenemos claro es que nuestro ritmo para poder terminar la prueba con garantías es de 5´45" por kilómetro. Hoy para este trail me he colocado unas zapatillas con una suela algo agresivas para ir cómodo por los caminos primero de piedras y luego de arena que nos encontraremos en el recorrido.
   De momento vamos aun ritmo unos 25 segundos más rápido de lo pensado, pero somos incapaces de bajarle. Las calles de Sevilla y las urbanizaciones por las que pasamos nos animan a correr. Poco a poco vamos metiendo desnivel. Varias cuestas como la del casino nos paran un poco los pies.
   Llevamos unos siete kilómetros y seguimos por asfalto. No voy muy agusto con las zapas. No están diseñadas para asfalto y los gemelos se empiezan a resentir. la falta de amortiguación y la dureza de la suela están empezando a ser una amenaza para la prueba.
   Carlos y yo seguimos a buen ritmo. Hablando con los demás corredores, disfrutando de las vistas de la ciudad, etc.
   Llevamos algo más de 10 kilómetros (yo pensaba que eran unos 4 más o menos) por las calles de las urbanizaciones. Pregunto a otros corredores de Sevilla si queda mucho para los caminos y me dicen que ya no queda mucho. Ufffff, que aliviooooooo.....
   Por fin salimos de las calles y emprendemos el camino dirección al Rocío. Caminos bastante anchos y muy compactos. Lo contrario de lo que me esperaba yo. Creo que me he equivocado de zapatillas, pero bueno habrá que apechugar y tirar para adelante.

   Por el momento Carlos va marcando el ritmo  que muchas veces tenemos que ir controlando y aflojando por que nos pasamos pero es que de momento vamos muy agusto.
   El sol y el calor empiezan a hacer de las suyas. Llevamos algo más de dos horas y unos 22 kms. Nos damos cuenta que en las horas centrales del día las vamos a pasar canutas. Hasta el momento hemos comenzado a hidratarnos en condiciones pensando en lo que nos espera.
   Estos caminos son muy transitados. Ciclistas, corredores y andantes nos acompañan en el recorrido. Por el km 30 sucede un percance. Una furgoneta quiere salir al camino (por el que vamos nosotros y los demás usuarios) y frena para mirar si viene alguien. Hace el amago de salir y dos ciclistas que vienen de frente a nosotros frenan bruscamente pensando que iba a salir. El primero frena, derrapa y consigue pasar por delante de la furgoneta pero el segundo sale disparado por encima de la bici y golpea contra el suelo. Vamos a ayudarle y vemos que se levanta solo. Se mira el brazo y comienza a chillar desesperado. Se ha roto el brazo. Los gritos son una mezcla de dolor, agobio y desesperación. Poco a poco llegan mas ciclistas que se hacen cargo de situación con lo que nosotros podemos continuar nuestro camino.
   Después de este suceso nos tiramos varios kilómetros comentando lo que ha pasado y hablando del tema "bicis". Un debate muy largo que nos pone casi en el kilómetro 35.
   Carlos sabe que voy jodidillo por las zapatillas por que se lo he manifestado en varias ocasiones. Además me van haciendo rozaduras por intentar amortiguar el impacto contra el suelo lo máximo posible y cambiar un poco la pisada.
   Me quedan dos para el avituallamiento situado en el paso del Quema donde espero ver a Susana y los peques. Decido sacar el móvil y llamarla para que me tenga preparadas las otras zapatillas. Son igualmente de trail pero no tan rígidas y tan agresivas como estas y además tienen bastante amortiguación. Deseando llegar al avituallamiento para comer algo, rellenar bidones y cambiar de calzado.
   Ya estamos en el km 37. Parece un bufete libre. Lo primero beber y rellenar bidones y luego comer algún bocadillo, frutos secos y gominolas, eso sí, entre un enjambre de avispas que están cogiendo provisiones para el invierno.

  No veo a Susana entre el numeroso grupo de gente que nos está animando. La llamo de nuevo por saber que ha ocurrido y me dice que está cortado por la G. Civil el camino y que se ha ido a la salida del pueblo a unos 4 o 5 kilómetros.
   Emprendemos de nuevo el camino hacia lo que sería el km 41 más o menos y donde espera Susana. En estos kilómetros vamos bordeando Villamanrique por un camino bastante bueno y llano. Estoy deseando llegar al final del pueblo para quitarme las zapas que no se si es por la impaciencia pero ya me están molestando bastante.
   A lo lejos veo gran cantidad de coches por lo que intuyo que ahí estará Susana. Me voy acercando y efectivamente, la veo haciéndonos fotos. Me acerco a ella y me dice que al cruzar la carretera están los niños con la bolsa. Cruzo la carretera y allí está Sonia y Álvaro. Han puesto en el suelo colocadito como si se tratase de un mercadillo todo lo que llevaba yo de repuesto. Pantalones, camiseta, calcetines, geles, glucosa, vaselina,etc, etc.
 
 
 
 
 
   Yo ahora mismo lo que necesito es cambiarme las zapatillas. Me quito del chip y hago el cambio. De paso me miro el pie para ver el estado de la rozadura. Pufff, me pongo los calcetines y como si no lo hubiera visto. Espero que solo se quede en eso, je je je.
   Carlos aprovecha para cambiarse la camiseta. Mientras charlo con Susana y le doy un beso a los enanos. Estamos en disposición de seguir así que continuamos la tarea que tenemos para hoy. Me dice que va a intentar estar en el siguiente pueblo que se llama Hinojos. Me despido de ella y desaparecemos en la lejanía.
   Este primer kilómetro después del cambio le hago bastante mal. La rozadura no me molesta, me duele. Me paro un momento y me ato bien los cordones. Creo que me los he dejado algo flojos y se mueve la zapatilla. Salgo corriendo de nuevo y veo que Carlos me saca bastante distancia. Intento ir cogiéndole poco a poco pero hoy es su día. Va muy fuerte y le digo que tire. Le digo "¡adiós!" y poco a poco le voy perdiendo de vista.
   Paso por el maratón y mi tiempo es de 4 horas 13 minutos. Solo me quedan 31 kms. Mejor no pensarlo..........
   Los ocho kilómetros que tengo hasta Hinojos, la verdad es que voy bastante bien. La rozadura la voy notando a cada paso que doy pero creo que de momento no va a pasar de ahí. Llevo un buen ritmito y voy bastante cómodo para los kms que llevo. Sigo hidratándome a tope por que llevo el sol pegándome en todo lo alto y hace bastante calor.
   Por fin llego a Hinojos donde a mitad del pueblo está el trio. Choco la mano a los peques y le doy un beso a Susana (energía para el bodi). Ya no los volveré a ver hasta la meta en el Rocío.

















 
























   Bueno, ahora si que estoy solo. Paso por el km 50 y llevo 5 horas justitas y cabales. Solo me queda algo más de una media maratón.
   Paro en el siguiente avituallamiento y relleno los bidones además de beber bastante. Me tomo una barrita de cereales (de chocolate, claro) y le pido a un voluntario que me haga una foto.

  Respiro hondo y digo para mis adentros: "Vamos machote que esto está casi conseguido", mientras arranco a correr que por cierto ya va costando...
   Estos últimos kilómetros discurren por el coto de Doñana. Aquí empieza a haber bastante arena y muchas zonas de barro y charcos a causa de las lluvias de la semana pasada. Vamos saliéndonos de la trazada marcada en varias ocasiones para no tener que meter las piernas hasta la rodilla en los charcos. Es una zona bastante arbolada y nos mitiga un poco el sol directo que llevamos durante tantos kilómetros.
   En el 55 más o menos ya si que tenemos la sensación de ir por el camino del Rocío. Caminos de arena, zonas con rodadas de todo terrenos y carros. Aquí pega bastante de nuevo el sol lo que hace que vayamos acabando con las provisiones de agua.
  Me he unido a un grupo de tres corredores. Todos vamos diciendo lo mismo. A ver cuando llegamos al avituallamiento por que vamos secos. Uno de ellos va parándose cada dos por tres por que le van dando calambres. También vamos cogiendo a otros corredores que van andando.
   Nos quedan cuatro kilómetros para el agua. Uno del grupo va pidiendo agua a todos los que se cruzan en nuestro camino. Todo el mundo va pelao. Hay varias bicis que están llenando sus mochilas con botellas de agua y les van repartiendo pero de momento a nosotros no nos han llegado.
   En el km 60 voy bastante mejor que mis compañeros y poco a poco me voy despegando de ellos. Veo a una bicicleta que se acerca de frente y al llegar a mi altura me ofrece agua. Le pregunto que cuanto queda para el puesto y me dice que unos 400 metros. Entonces le contesto que me gustaría que me diera unas pocas botellas pero que se las lleve a los de atrás que lo necesitan más que yo y además ya estoy llegando al avituallamiento.
   Por finnnnnnn. Paro en la carpa y creo que me bebo dos botellas de agua del tirón. Después una de powerade. Relleno los bidones que están mas secos que un polvorón en agosto y me guardo una botella de agua en la mochila. Le pregunto al voluntario si hay otro avituallamiento antes de meta y me dice que no hay más. Esto significa que nos quedan 11 kms por delante con un calor de narices, por un terreno arenoso y lleno de polvo. Decido coger otra botella de powerade e ir bebiéndola poco a poco.
  El reloj me marca el km 68. Me quedan cinco kilómetros para meta. Ahora mismo llevo un angelito bueno en el hombro derecho que me dice: "venga tío, solo cinco. Del puente a casa. Te esperan Susana, Sonia y Álvaro. Ya lo tienes". Pero en el hombro izquierdo está el demonio cabrón que me dice: "Vamos tío, solo cinco kilómetros. Del puente a casa. Puedes hacerlos andando. Si ya llegas. Descansa un poquito. No seas cazurro...."
   Creo que esta batalla la ha ganado el angelito por que no dejo de correr. Bebo y bebo sin cesar. Me tomo un gel y la botella de agua del tirón. Me quedan 4 kms y voy corriendo con paso corto pero decidido. Los amagos de calambres han aparecido hace unos poco kilómetros y aunque los intento no hacer caso, ellos me llaman de vez en cuando y cada vez con más frecuencia.
  Llamo a Susana para decirla que estoy llegando. Me dice que está en la entrada a meta esperándome.
  No dejo de correr aunque voy bastante lento. Paso el puente Ajolí que me indica que estoy llegando al Rocío. Veo el pueblo a mi derecha. Le vamos a bordear para entrar por la parte de abajo. Me quedan dos kilómetros. Saco el móvil y me hago una grabación para darme ánimos.

video
  Vuelvo a guardar el móvil e intento alargar la zancada un poco pero varios avisos me dicen que no me pase. De todas formas cojo a un grupito que va andando y más adelante cojo a otro par de corredores que van con tirones.
   Estoy en la recta de meta. hay muchísima gente. El Rocío está hasta arriba. Todos aplaudiendo y gritando. Me quedan 200 metros y hago un último esfuerzo para adelantar a un corredor que va andando. No por nada sino por entrar con los peques en meta y no molestar a nadie.
  Piso la alfombra de meta y veo a Sonia y a Álvaro que salen disparados hacia mí y me cogen de la mano.

































   El spiker dice por los altavoces: "Y hace su entrada a meta Capi. desde Toledo al Rocío"..Ya ha estado Susana haciendo de las suyas, je je je.
   Bueno pues paso por meta de la mano de los enanos. Respiro muy muy hondo y digo:"'¡ Conseguido"!.


 

   Le doy un besazo a los enanos. Ellos también se lo han currado yendo de un sitio para otro para seguirme.
   Por fin me reencuentro con Susana. La que hace posible todo esto. la que tiene controlado hasta el último detalle. La que hace todo con mucho cariño y con muchas ganas. Solo puedo darla un beso (de momento) muy fuerte y decirla ¡Gracias!.
   Me quito el chip y me ponen la medalla que tanto me ha conseguido conseguir. Me la quito y se la pongo a Sonia por que esta medalla es de la familia.

















  Ahora toca hidratarse. Aunque abrir la botella de agua me cuesta un triunfo. ¡¡No tengo fuerzassssss!!


    Al poco se acerca Carlos que se ha marcado una señora carrera y nos damos la enhorabuena mientras comentamos un poco que tal nos ha ido.
  Bueno, pues después de comer y beber lo poco que el cuerpo me aceptaba, nos fuimos a la hermandad donde estaban situadas las duchas.
  Por el camino la enana nos inmortaliza dándonos un besito, je je  je, menudo bicho está hecha.

 Después de la merecida ducha y ya más tranquilito, tocaba ir a ver a la virgen y darla gracias por el día perfecto que ha salido.

   Esta está finiquitado. Una muesca más para el archivo, je je je. Por cierto, la medalla muy chula.
 
 
  Muchas gracias a todos como siempre por vuestro apoyo y vuestros ánimos y espero que sigáis llamándome looocoooo durante mucho tiempo, je je je. Me acordé de vosotros durante la carrera por que tuve que quitar los datos del móvil que me ibais a dejar sin batería, ji ji ji.
  Solo nos queda disfrutar de la playa el domingo que hace un día espectacular.
     ¡¡Ahhhhhh!!, que al final me traje a Toledo un par de amigas......
 
  Hasta la próxima. Muchísimas gracias a todos. Un abrazo.
 
   Capi