domingo, 21 de agosto de 2016

Maraton Río Boedo.

  Pues otro año más y creo que van cuatro, partimos para Palencia Fortes, Dorado, el peque y yo para disputar este maratón tan peculiar y tan familiar como es el maratón Río Boedo.
  Salimos después de comer por motivos laborales de uno de nosotros. Llegamos al pueblo y en la plaza vemos que están dando los premios de la media maratón que se ha disputado esta tarde. Allí está Mapi en la cámara y Juanlu en los trofeos, je je je.
  Aparcamos el coche y lo primero que hacemos es montar las tiendas antes que se haga de noche.


   Terminada la faena vamos a saludar a los compis a la zona de meta. Además de Juanlu también esta por aquí Julian (El marchador), con los que he coincidido en multitud de maratones.
 Recogemos los dorsales del maratón.
 
  Unas cervecitas, unas charlitas y llegada la hora buscar un sitio para cenar. Después de unas vueltecitas encontramos sitio para cenar algo. Se nos va haciendo tarde así que rápido para la tienda que mañana tenemos tute. 
 
  
   La noche es bastante fresca. Unos 7 u 8 grados que para ser agosto no está nada mal. A la hora indicada estamos todos en pie, aunque alguno llevaba despierto bastante rato mas.
   Una vez cambiados para la ocasión nos dirigimos a la zona de salida donde comienza a llegar la gente. Creo que en esta edición llegamos a los 70 corredores. No está mal la cosa, je je je.

 
 
  Saludos y charlas con muchos conocidos. Corredores de muchos lugares de la geografía española fieles a este maratón tan especial.

 
   Llega la hora y con la típica cuenta atrás de Gabriel se da comienzo al XV Maratón río Boedo.
   Ahí salimos los pocos valientes que venimos aquí cada año. A pasar una mañana corriendo lo que mas nos gusta:¡ La maratón!
  En los primeros compase ya se van haciendo grupos de carrera. Fortes se queda con Juanlu. Julian marcha que se las pela y Dorado y yo cogemos un ritmito de momento cómodo.
  La primera de las tres vueltas es mas corta que las otras dos y hablando se nos va pasando bastante rápida.
  Dorado y yo vamos con Jose Vicente, otro maratoniano que lleva unos pocos a sus espaldas. También he coincidido con el en muchos de ellos.
  Ahí vamos terminando la primera vuelta a un ritmo de 5:25´ mas o menos. Mapi nos inmortaliza este paso por el pueblo.  
 
 
   Comenzamos la segunda vuelta. Esta ya es más larga. Unos 7 km por carretera, toda recta con el calor pegando bastante ya. 
   Continuamos dándole a la charleta. La carretera se hace muy larga pero al final diviso la parada del autobús que es donde tenemos que girar a la izda para llegar al avituallamiento del pueblo.
  Con buena cara y manteniendo el ritmo tomamos agua e isotónico y comenzamos el viaje de vuelta a Báscones.
   En este punto nos unimos a Miguel Angel. Un cordobés que no duda en unirse al grupo. la vuelta es por un camino entre arboles que nos van dando sombra.
  Jose Vicente se queda algo retrasado y nos dice que tiremos que él va a ir a su ritmo. Le deseamos suerte y poquito a poco nos vamos hacia adelante.
   Ya tenemos a la vista el pueblo. Volvemos a pisar sus calles para pasar de nuevo por la salida y saludar a los que nos están animando.
  Aquí ya está mi peque. Ayudando a dar las botellas de agua en el avituallamiento. Es la tercera vez que viene aquí y se desenvuelve como en casa. Le doy un besito y me despido de él hasta dentro de una horita y media más o menos.
 
   Bueno, pues comenzamos la tercera y última vuelta. Esta se hace bastante larga por el calor y por que ya sabes lo que te queda, je je je.
  De momento los kilómetros de carretera se van pasando bastante animádamente. Cogemos a algún corredor que ha bajado el ritmo.
  Llegamos a la parada del autobús. "Vamos chicos que nos quedan unos 8 kms. Esto esta chupao."
  De nuevo nos hidratamos y ahora sí. ahora vienen los kilómetros mas duros. El camino por los arboles se hace super largo.
  Por aquí bajamos el ritmo bastante. Dorado empieza a acusar la falta de kilómetros y aunque nos dice que nos vayamos nosotros, continuamos con él que no tenemos prisa.
  Poquito a poco vamos comiéndonos los kilómetros. Los tres últimos se le están haciendo muy largos a nuestro compañero, pero esta claro que ya lo tenemos.
  Ya tenemos el pueblo a escasos un kilómetro. Hay que dar el resto. Por fin cruzamos el puente que nos da paso a las calles de Báscones.
  ¡¡Vamos compi!!, hay que entrar con buena cara. Ya estamos en recta de meta. Mapi está inmortalizando el momento. Pues ya estamos pasando por debajo del arco de meta.
   Yujuuuuu, hemos acabado compañeros. Al final era de lo que se trataba, je je je.
 
  Enhorabuena a los compis de viaje. Ha sido un placer compartir kilómetros con vosotros. Que por cierto hoy han sido 43 y pico.... 
 
  Después de charlas un poco con los que por allí estaban decidimos ir a desmontar las tiendas. los premios no se estregan hasta que no llegue el último así que tenemos tiempo.
  Casi, casi terminando de desmontar vemos a Fortes y a Juanlu cruzar el puente para entrar en el pueblo. Les saludamos y les damos los últimos ánimos que van a necesitar hoy.
    Pues ya estamos todos en meta y comienza la entrega de premios. Todos lo mismo y por igual. todos subimos al podium y nos hacemos la foto por categorías.
 
 
   Después del acto de entrega nos vamos al parque donde están colocadas todas las mesas y donde nos ofrecen la típica comida donde se reune todo el pueblo acompañado por los corredores.
   Paella, tortilla y melón, mas la bebida es lo típico en el día de hoy.
 
 
 
   Después de comer y dar las gracias a voluntarios y sobre todo un fuerte aplauso para Gabriel y su familia, nos despedimos de todos para volver a casa que nos quedan unos poco de kilómetros (aunque estos son en coche, je je je).
   Hasta el próximo año que esperemos poder estar ahí de nuevo...
  Gracias por todo Báscones de Ojeda.
 
    Capi
 
 
 
 
ss
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada