domingo, 19 de febrero de 2017

Maraton de Sevilla.

  Ya está aquí. Mi 75º maratón. El 6º en Sevilla y el 5º con mi gemelo. Hoy vamos de números,je je je.



  A eso de las 10 de la mañana me recoge Alfonso y partimos hacia Merida donde hemos quedado en recoger a Dorado. Allí nos esta esperando y sin mucha demora partimos hacia Sevilla con la dirección del sitio donde esta ubicada la feria del corredor metida en el gps.
  Una vez allí vamos un poco acelerados a por el dorsal y el ticket de la comida de la pasta que termina en una hora. Decidimos ir a comer y después pasear por la feria del corredor y rellenar todas las papeletas posibles para sorteos de maratones, je je je.
  En la comida coincidimos, igual que el año pasado, con Pedro Luis y Marisa. Esta vez el que lo va a ver desde la barrera es Pedro. Marisa esta dispuesta a terminarla por debajo de las cuatro horas. Mucha suerte para los dos.

  Después del festín visitamos la feria del corredor haciéndonos la típica foto en el photo coll. Aunque los dorsales se quedaron en el coche, je je je.

  Allí nos encontramos a varios atletas de los buenos como Martin Fiz, Jesús España, Paula Gonzalez....., pero hoy mi objetivo es Asier Cuevas. Subcampeón del mundo de 100 km, campeón de Europa de 100 km, etc, etc,......
  Muy muy simpático habló con nosotros sin prisas. Nos comentó lo que tiene previsto hacer en breve y nos dio unos consejillos para las largas distancias (que no desvelaré, je je je).

  Bueno, es hora de irse para el hostal que no sabemos ninguno donde está. Vuelve a entrar en juego el gps y nos lleva derechitos a la puerta. Cogemos la llave y por una escalera de caracol que nos deja casi sin aliento llegamos a la puerta de la habitación. Abrimos la puerta y los tres nos quedamos boquiabiertos. ¡ Solo hay dos camas !. Una pequeña y la otra creo que de 1,50 cm.
  Ja ja ja. Se hace un silencio creo que de terror. Hoy alguno va a dormir pegadito a la pared................
Los tres pensamos en nuestro interior varias alternativas:
  Capi:-"Yo dormiré solo por que los picoletos siempre van en pareja"
  Dorado:-"yo dormiré solo por que los gemelos de Urda dormirán juntos"
  Alfonso:-"Yo dormiré solo por que soy el mas viejo y elegiré"·
  ¡¡¡Vaya situación!!!. A esto que Dorado baja a recepción para comentar que habíamos reservado una triple pero con tres camas. Al final nos cambian de habitación por un matrimonio y su hijo. Uffff, menos mal, ja ja ja.
  Después de adueñarnos cada uno con una cama nos damos un paseíto por el centro donde hemos quedado con Jose Vega y su familia para cenar. Después de barajar varios sitios nos decantamos por una pizzería. Allí se nos une Ramón, un compi de Villasequilla, con su mujer y su hijo. La verdad es que pasamos una cena la mar de divertida con varias anécdotas de morirse de la risa, je je je.

  Se está super agustito pero hay que irse a descansar. Ya en la habitación nos decimos buenas noches y hasta mañana. La noche movidita. Varias sinfonías de Mozart sonaron dulcemente en la habitación.
  Llegó la hora de levantarse y desayunar. Después de este trámite se nos unen Jose Vega y Ramón para ir hacia la salida juntos.
   Dejamos el coche bien aparcadito e intentamos tomarnos un café en la cafetería del estadio. Digo intentamos por que igual que entramos salimos del local.
  Llegó las hora de cambiarse y situarse en la línea de salida.




  Je je je, que buen sitio para llevar el móvil ehhhhh!!
  Jose Vega se va al cajón de  3:15´ mientras nosotros nos vamos al de 3:30´. Esto es un hervidero. Se ha batido el record de participación.
  No hace nada de frío. Ha caído un chiriviri un ratillo pero ahora ha dejado de caer. Estamos a escaso minutos de la hora de salida. la música resuena por los altavoces. Saltamos, cantamos al ritmo de la música, chocamos las manos y pum.... Salida del maratón de Sevilla.
  La intención es ir como siempre a ritmito de cinco mas o menos y luego Dios dirá. Los primeros kilómetros son de toma de contacto y de avisar al cuerpo de lo que le espera.
  En estos kilómetros nos vamos encontrando con gente de Madridejos, de Yepes, de Oropesa con los que no dudamos en darle al palique un poco.
  Ramón ha ido con nosotros al principio pero luego ha decidido quedarse un poco a ver si encuentra a Dorado y unirse a él.
  También nos vamos encontrando con gente de Ciudad Real, amigos y conocidos  del circuito. Se me están pasando volaos los kilómetros. En el km 17 le digo a Alfonso que se me han pasado muy muy rápido estos kilómetros.
  En una paradiña a mear nos encontramos con Mapi. Con su cámara en mano nos hace unas fotillos. Por su puesto me paro a saludarla y a darla dos besos.


  Miralos que majos... De la manita, je je je.,
  Continuamos nuestro camino hacia la media maratón que pasamos en 1:44´ (creo). Vamos un poquito por debajo de 5´el km de media.
  También nos encontramos a la familia de Jose Vega y me paro con ellos un ratillo mientras Alfonso hace sus necesidades, je je je. Ale, a seguir con el tran tran.
  Ya comenzamos a pasar por el centro de Sevilla y sus monumentos emblemáticos. Hay bastante animación lo que hace que aumentes el ritmo poco a poco y sin darte cuenta. Menos mal que llevamos los relojes que nos chivan que nos estamos pasando y podemos corregir que si noooooo.
 

  Llevamos toda la carrera con bastante bochorno. Nos estamos hidratando lo máximo posible para no tener ningún susto. También vamos tomando sales para reponer lo gastado.
  A partir del km 20 nos tomamos una glucosa cada cinco kms. Siempre nos ha funcionado bien ese sistema así que no dudamos en seguirlo de nuevo.


  Por fin llegamos a la plaza de España. Quiere decir que habrá muchísima animación, pero también que nos van a quedar unos 5 kms.


  Bordeamos la plaza y cogemos la calle que nos llevará al centro. Aquí mucho cuidado con los raíles del tranvía. Hay que dejar distancia con el de adelante para ver donde pisas y hacerlo con seguridad.



  Mucha gente se agolpa en esta zona lo que hace que vuelvas a aumentar el ritmo. Esta vez le aumento solo ya que a mi gemelín hoy no le responden del todo las piernas. Falta de km, como él dice, es lo que pasa.
  Bueno, prisa no tenemos así que despacito y hasta meta.
  Volvemos a ver a Mapi en el km 38. Me grita para que mire a la cámara. la vuelvo a saludar y continuamos para rematar la faena.

 
 
   A partir de aquí solo quedan 4km. Alfonso lleva un rato diciéndome que le faltan kilómetros. Que ya va muy justito. -"No hay problema gemelín. Si hay que aflojar se afloja. Estoy hay que rematarlo", le digo.
  A partir de aquí bajamos considerablemete el ritmo. No pasa ni media. Hemos llegado hasta aquí y hay que terminarlo lo mejor  posible.
  En el 39 sigo dándole conversación pero me doy cuenta que va fijo en la linea verde que marca el recorrido. Le veo cada vez más pálido. Le ofrezco una glucosa para que se la tome. Me parece que tiene que estar un poco bajo de azúcar.
  Le voy preguntando constantemente para ver como va. Entramos en el puente de la Barqueta. Puente que nos da acceso a Isla mágica y donde está situado el último avituallamiento que coincide con el km 40.
  Aquí oigo una voz que dice-:¡¡CAPI!!. ¡¡ALFONSO!!. Miro y es Santiago. Un amigo de la Puerta de Bisagra que siempre esta atento de nuestras hazañas y que tiene en sus piernas 57 maratones. Aquí me doy cuenta que Alfonso va un poco tocado. Ni ha mirado, ni ha saludado. Va fijo al suelo pensando solo en terminar. Yo me doy la vuelta y corro hacia él para darle un abrazo y darle las gracias por los ánimos.
  Menuda alegría y menudo subidón me ha dado al verle. Sobre todo por que no me esperaba verle..
  De nuevo llego a la altura de mi gemelo. La verdad es que se perfectamente por lo que está pasando así que solo me queda darle palabras de ánimo y hablar con él para que se le pasen estos dos mil metros lo antes posible.
  Que duro es. Hay sigue luchando contra el asfalto, contra el reloj, contra los metros..... Y contra la chapa que le estoy dando. Voy pegadito a él para que vea que vamos juntos y vamos a llegar juntos como los cuatro maratones de Sevilla anteriores.
  Pasamos por el km 41. -"¡Vamos Alfonso que no queda nada!". Vemos a Pedro Luis en un lateral gritando -"¡Esos Gemelos de Urda!". De nuevo otro subidón para rematar la faena.
  Por fin entramos en el estadio y comenzamos la bajada a la pista por el túnel que está a dos luces. Alfonso me dice que no ve. Que se ha quedado a oscuras. Me cago en to. Me da un vuelco el corazón y le sujeto del brazo. No se lo que le ha pasado pero al salir del túnel me dice que ha sido en el túnel por el cambio de luces. Uff, me quedo mas tranquilo.
  Entramos a la pista. Nos quedan tres cuartos de vuelta. -"¡Vamos gemelín!". Poquito a poco vamos dando la vuelta de honor a la pista y encaramos la recta de meta. Hoy ha acusado la falta de kilómetros pero ha terminado dando guerra hasta el último metro.
  Entramos por meta y me da un abrazo. Que grande gemelín. Como te dije nada más pasar por meta,: " Hoy si que te la has ganado la medalla".
  Varios fotógrafos de organización nos sacan fotos a diestro y siniestro.





  Un colega nos hace una foto mordiendo la medalla que nos han colgado del cuello unos voluntarios.


    De aquí nos vamos directos a comer algo e hidratarnos. Parece que Alfonso está cogiendo color y se está viniendo arriba. Salimos del estadio y nos dirigimos a una ambulancia para que le hagan un análisis de glucosa (por si no lo sabéis Alfonso es diabético), por eso mi preocupación durante la carrera.
  El análisis le dice que esta bastante bajo. Le dicen que se tome algo de azúcar que si no le van a tener que pinchar ellas. Le doy una glucosa y para dentro. Despacito nos vamos para el coche donde tenemos fruta y bebida.
  Por el camino nos encontramos a dos maquinones. Oskar que va en bici y ha ido acompañando en su primer maratón a Ahinoa que se ha salido. Ha terminado en 3:19´y esta como una rosa. Por su puesto la fotito no podía faltar.
   



   Después de las felicitaciones y despedidas llegamos al coche donde esta Jose esperándonos. Otro que hoy ha hecho un maratón para enmarcar. 3:07´se ha cascado el tío.
  Mientras nos contamos las aventuras llega Dorado y Ramón. Todos hemos acabado sin novedad y sobre lo que queríamos hacer así que todos muy contentos y felices.


  Después de ponernos sequitos y calentitos, dejamos a Jose al otro lado del rio y nosotros emprendemos el camino de regreso para no llegar muy tarde a Toledo parando eso sí a comer algo por el camino.
  Esto ha sido casi todo lo que ha sucedido en este fin de semana. Muchas gracias a todos por seguirnos.
  Nos vemos en la próxima.

 Capi

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada