domingo, 6 de agosto de 2017

Subida al Veleta (50 km).

  Comenzamos......
   
  Después de estar una semana entrenando en altura, a 0 metros sobre el nivel del mar, je je je, el domingo 6 muy tempranito pongo rumbo a Granada. En la zona de salida he quedado con Javi (espadas) y Tito que me han recogido el dorsal y me traen la equipación del equipo Bikilamanjaro.
  Mientras espero a que lleguen saludo a Lucinio y a otros amigos que también van a realizar la subida.
  Al fin llegan los Toledanos y después de los saludos me voy a cambiar de atuendo. En poco minutos estoy de vuelta ya preparado para subir al gigante Veleta.

 
  Justo antes de la salida también saludo a Vilma, que hoy también viene a hacer la subida y a Vane que se ha desplazado a Granada para dar mucho apoyo y ánimo a Vilma. Bueno, y espero que a mi también.... ji ji ji.


   Después de pasar un control de chip un poco caótico y con unos 20 minutos de retraso, se da la salida con una cuenta atrás y rematándola con un disparo.
  Lo primero es dar una vuelta al paseo para volver a pasar por meta. Aquí hay mucha animación. Es un kilómetro donde están todos los familiares y amigos.
  Le he dicho a Javi que esto es muy largo. Los primeros 10 km hay que tomárselos con mucha tranquilidad. Son casi llanos (o falsos llanos) y como te pases en estos kilómetros la subida se te puede hacer muy largaaaaa.
  De momento hemos salido los dos juntos. Tito se ha quedado un poco mas atrás para coger su ritmo. Javi y yo nos dirigimos a Pinos Genil. La localidad que pasamos por medio. Poco a poco vamos aumentando el ritmo y ya estamos por debajo de 5´el kilómetro. Pasados un par de ellos más hemos bajado a 4´40". Es aquí donde le dijo a Javi que tire él. Yo no voy mal pero no quiero llevar esos ritmos.
  Así, mi compañero se las pira para adelante y yo me pongo a cinco minutitos que para lo que queda esta bastante bien.
 
 
  Pasado Pinos Genil, salimos a la carretera que nos da acceso a la subida. Ya se empiezan a ver y sentir las primeras rampas que nos esperan durante los mas de 40 kms que nos quedan.
   Esto es muy sencillo. Coger un ritmo mas o menos cómodo e intentar llevarle lo mas alto posible. En las primeras curvas ya adelantamos a algunos corredores. Creo que se han pasado en el principio y ahora tienen que empezar a regular.
 Oigo un claxon de un coche y una voz que dice :"Vamoooosss". Es Vane que va adelantándonos a la par que nos anima. Je je je, lo bien que vienen esas frases. La saludo y a seguir para arriba.
  Vilma ha salido bastante mas rápido que yo y va por delante. A Javi le voy siguiendo con la vista. Le llevo a unos 300 metros y de momento mantengo esa distancia.
  Los avituallamientos cada tres kilómetros hacen mas llevadera la subida ya que el calor también hace acto de presencia.
  A la derecha está aparcada Vane que me inmortaliza con su móvil de últimisima generación y saca unas fotos haciendo que parezca un modelo de ropa deportiva.......Je je je.



    Pasado el km 15 me pongo a la altura de Vilma. Charlo con ella un ratito y después de comprobar que va bien me voy despegando de ella poco a poco aunque creo que me seguirá muy de cerca.
    Unos kilómetros más adelante enlazo con Javi. Me pongo a su altura y así haremos un par de kilómetros por que vuelve a ir un poco mas rápido que yo y decide tirar otro poquito. Veo que se une a un grupo y a buen ritmo se va con ellos.
  Ya me he quedado otra vez solo. Pero prefiero ir solo a mi ritmo. Es una prueba que como no vayas a lo tuyo y lleves un ritmo que no te corresponde, el final se te puede hacer eterno.
  La mujer de Javi nos anima también en diferentes puntos del recorrido. Graciassss.

   Creo que es en el km 22 donde vuelvo a ponerme a la altura de Javi. Paramos en un avituallamiento y después de beber y tomar algo de fruta salimos juntos de él. Estos kilómetros hay que regularlos muy bien. Llevamos la mitad y las piernas no han tenido descanso. Las zancadas son cada vez mas cortas y la cuesta interminable......Pues eso......Se hace interminable.
   Solo un par de descansitos donde la carretera llanea e incluso es favorable nos da un poco de tregua para estirar brazos y soltar piernas.
  Durante toda la subida también llevamos los ánimos de muchos ciclistas que nos acompañan. Muchos hacen tramos bastante largos charlando con nosotros lo que se agradece muchísimo.
  Ya comenzamos a ver la silueta del gigante. El Veleta que lleva escondido desde la salida hace su aparición. Ya le vemos a lo lejos. Es la segunda vez en un mes que me enfrento a él, aunque la anterior fue después de 90 km, je je je.
  Ya hemos cogido el desvío por donde vamos sin tráfico. Vamos a ir algo mas cómodos. Paramos en el avituallamiento y a hidratarnos.
  Bueno, pues nos quedan unos 15 km. Javi me dice que lleva las piernas a tope.... Je je je. Este es un tramos en el que vamos corriendo y andando. Alternaremos los dos pasos hasta que podamos.
  Le enseño a Javi desde lo alto, el centro de alto rendimiento de deportistas de élite. Es espectacular. Por lo menos a mi me lo parece.
  Y por fin llegamos al carreterín asfaltado. Nos quedan unos 10 km. Aquí, en el comienzo de la verdadera subida está Nanny que nos anima sin parar. Un par de consejillos que no nos vienen mal y al lío.
  Bastante tráfico en este tramo. Ciclistas, senderistas......., se unen para intentar llegar a lo mas alto. Nosotros vamos andando, rápido, pero andando. Javi lleva las piernas petadas y voy siempre unos metros por delante para no bajar mucho el ritmo.
  Por detrás viene Vilma que de un grito nos dice que la esperemos. Bajamos un poquito el ritmo y al poco se pone a nuestra altura. Y así los tres, intentaremos rematar esta subida.
  Yo primero, a unos metros Vilma y un poco mas atrás Javi que de vez en cuando da una carrerita para ponerse a nuestra altura.
  Hemos cogido a una pareja donde el chico está haciendo la subida y la chica va al lado animándole y dándole moral por que esta en las últimas.
  A falta de cinco kilómetros un fotógrafo nos dice que nos demos la vuelta. El resultado es este.  Pedazo de foto del grupo con el Veleta esperándonos..
  Después de este pequeño descansito para la foto continuamos subiendo. Ya nos quedamos los tres solos. Y por fin llegamos al último avituallamiento. Se acaba el carreterín y comenzamos el camino de piedras y pizarra.
  Ya vemos a un grupo de gente aplaudiendo a los corredores. Están en la curva que da acceso a la subida de meta. Vaaaamos que ya lo tenemos.
  Al llegar allí aparece Vane que está esperando a Vilma para entrar con ella. Pero la entrada va a ser multitudinaria. Los cuatro corremos estos últimos metros de una fuerte subida para entrar en meta.


  Y pasamos por meta. Lo hemos conseguido. 5 horas y 55 minutos de continua subida. Nos felicitamos por que nos lo merecemos, je je je.


  Felicito a Javi por que en los últimos kilómetros los ha pasado bastante jodidos pero ha aguantado sin rechistar..



 Unas fotitos para inmortalizar el momento antes de recoger la bolsa del ropero y abrigarnos por que allí arriba hace una rasca de flipar.


  Javi habla con su mujer y le dice que está en donde se coge el telesilla. Decidimos ir allí andando y nos cascamos otros tres kilómetros de bajada que nos van a venir bien para estirar un poco las piernas.
   Pero antes una fotito con Nanny, que ya se está haciendo tradición en los ultras y en algún que otro maratón, je je je.
  A mitad de la bajada vemos a Tito que está rematando la subida. Le falta poquito. Nos dice que se le va la cabeza de vez en cuando y es que la altura puede hacer de las suyas. Animo colega que ya lo tienes.
  Nosotros llegamos al telesilla y saludo a la mujer de Javi mientras el sigue rematando la bajada. Me despido de ellos que van a esperar a Tito. Yo voy a ir bajando a Granada para emprender mi viaje de vuelta.
  En el telesilla voy con otro corredor y después en el funicular coincido con Vane y comentamos lo que ha dado de sí la mañana.
  Una vez en Pradollano nos dirigimos a recoger el trofeo finisher. Y allí me despido de Vane y su chaval para coger el autobús que me bajaría a Granada.
  Se me está haciendo mas larga la bajada que la subida, je je je. 
   Pues esto ha sido casi todo lo que ha dado de sí esta prueba.
  Hasta la próxima que no tardará mucho en llegar.
 
 
   Capi